Últimamente mucha gente está pensando en residir en Andorra, no solo por su privilegiada ubicación, sino también por su ventajosa fiscalidad para residentes fiscales.

Desde la modificación de la Ley Calificada de Inmigración, de 31 de Mayo de 2012, Andorra permite la posibilidad a las personas físicas no andorranas de obtener la residencia siempre que se cumplan ciertos requisitos.

En la actualidad, existen diferentes tipologías de residencias, que principalmente se dividen en activas y pasivas. 

Las primeras, requieren establecer su residencia de forma permanente en Andorra más de medio año (183 días), siendo controlada por la policía durante el proceso de la renovación. 

En el segundo caso, únicamente se requiere establecer la residencia efectiva en el Principado durante, al menos, 90 días por año natural, aunque puede residir en Andorra más tiempo. Tal requisito, en este momento, no está siendo controlado por las autoridades andorranas.

Si está pensando en una residencia por inversión asequible y en un lugar idílico en los Pirineos la residencia pasiva Andorra podría ser una gran opción. 

La misma está pensada para gente que quiere residir en Andorra sin trabajar activamente en el Principado (si fuera del mismo). 

Ideal para jubilados, gente con actividad internacional o financieramente independiente, esta residencia puede brindar muchas oportunidades a quien opte por la misma. 

Dentro de la misma Residencia Pasiva en Andorra distinguiremos: 

RESIDENCIAS PASIVAS

Para poder obtener la autorización de residencia pasiva, el titular y las personas a su cargo tienen que cumplir ciertos requisitos que, en función del tipo de residencia a obtener, pueden variar ligeramente.

REQUISITOS GENERALES PARA TODAS LAS RESIDENCIAS PASIVAS

  • Ser mayor de edad o menor emancipado.
  • Acreditar que se dispone de medios económicos suficientes para poder residir en el país (a efectos prácticos, demostrar que se tienen ingresos superiores al 300% del salario mínimo interprofesional vigente en Andorra para el titular principal y del 100% por cada persona a cargo).
  • Tener y mantener vigente una cobertura y seguro por enfermedad, incapacidad y vejez que explícitamente cubra a su titular en el país.
  • Demostrar documentalmente que es propietario o arrendatario de una vivienda en el país o, en su defecto, que se han iniciado los trámites para adquirir una.
  • Realizar un depósito obligatorio no remunerable (pero recuperable) en la Autoridad Financiera Andorrana (A.F.A.) por un importe de 50.000€ para el titular principal y 10.000€ adicionales para cada persona a su cargo.
  • Pasar un examen médico básico.

A grandes rasgos, existen diferentes tipos de residencias pasivas en la actualidad, que creemos que podrían ser de su interés:

TIPO 1: RESIDENCIA PASIVA ORDINARIA, SIN ACTIVIDAD LUCRATIVA

Orientado para no andorranos que han de establecer su residencia efectiva en el Principado, sin ejercer ninguna actividad profesional, al menos, 90 días por año natural.

Requerimientos específicos:

Desde la fecha de obtención del permiso, el titular principal ha de invertir, de forma permanente y efectiva, en un plazo máximo de seis meses, al menos 350.000€ en bienes inmuebles sitos en el Principado, participaciones en el capital social, fondos propios de sociedades residentes en el país, o en instrumentos de deuda emitidos por entidades residentes o por cualquier Administración Pública Andorrana.

TIPO 2: RESIDENCIA DE PROFESIONALES CON PROYECCIÓN INTERNACIONAL

Orientado para aquellos cuya actividad va a tener como destinatarios personas físicas o jurídicas no residentes en el Principado (mínimo 85% de los servicios).

Requerimientos específicos:

Acreditar la viabilidad económica de la actividad que pretende llevar a cabo y demostrar que esta actividad generará los recursos económicos suficientes que le permite, tanto al titular principal como a las personas a su cargo, residir en el Principado de Andorra.

Si la actividad que debe desarrollar es nueva, el plan de negocio que especifique las proyecciones fiables de posibles ventas derivadas de la actividad durante los primeros tres años y que contenga una memoria explicativa de las perspectivas de la actividad, acompañado de todos los documentos justificativos que permitan acreditar las asunciones y los datos empleados para elaborar el “business plan”.

En esta residencia no se exige 

A fecha de hoy es un tipo de residencia que no se otorga con facilidad y recomendamos un asesoramiento de alta calidad si se requiere de dicho servicio. 

TIPO 3: RESIDENCIA POR MOTIVOS DE INTERÉS CIENTÍFICO, CULTURAL Y DEPORTIVO

Para individuos no andorranos con reconocimiento internacional por sus logros en los campos de la ciencia, cultura o el deporte.

Es la residencia típica adoptada por ciclistas y pilotos de moto gp, no exigiendo en ningún caso la inversión de 350.000 euros en el país. 

Los requisitos son:

Demostrar la capacitación en el campo correspondiente.

Aportar copia de cualquier documento (contrato) que acredite sus ingresos derivados del campo correspondiente del año anterior a la solicitud de residencia y del año en curso.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *