Chocolate y helado, No hay nada mejor que combinar el sabor dulce con el sexo. Vamos, que lo único que se estimula en este juego no es solamente el paladar. Para ello, es necesario que los dos miembros de la pareja estén desnudos, y entonces ya se puede comenzar a trazar caminos de chocolate y helado por todo el cuerpo. Luego, sin usar las manos, no hay que dejar rastro del dulce. Los sabores y las sensaciones del helado frío y la lengua húmeda harán que este momento sea mágico.

La bomba, es un juego simple pero que os hará explotar de placer. Para realizarlo, solamente hay que coger un reloj y decidir un intervalo de tiempo en el que no está permitido la penetración. Por ejemplo, 20 minutos. Besos, caricias, mordiscos… todo es posible excepto la penetración. Lo bueno se hace esperar.

El ciego, Para jugar al ciego solamente hay que vendarle los ojos a la pareja, llevarle donde desea y hacerle lo que te apetezca. No poder ver da rienda suelta a la imaginación y puede ser muy excitante. Más información aquí

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *