Expertos en Psicología y Neurociencia defienden las aplicaciones positivas de los videojuegos en la salud

Expertos en Psicología y Neurociencia defienden las aplicaciones positivas de los videojuegos en la salud

Expertos en Psicología, Neurociencia y Educación han defendido en la Euskal Encounter que se celebra en el BEC de Barakaldo (Bizkaia) las aplicaciones positivas de los videojuegos en campos muy diversos, incluido el de la salud.

El doctor en Psicología e investigador de I+D de Nesplora, Unai Díaz, ha explicado en una conferencia que, además de los ‘serious games’, específicamente diseñados para mejorar la salud de los jugadores, también los videojuegos tradicionales pueden reportar muchas ventajas, han informado los organizadores.

Según ha afirmado, los videojuegos tienen efectos “beneficiosos sobre la salud que van desde potenciar las habilidades cognitivas hasta reducir los niveles de estrés postraumático. Entre otras aplicaciones permiten mejorar la situación de enfermos de ictus, previenen el bullying y ayudan a los pacientes infantiles a afrontar la quimioterapia”.

Asimismo, en contra de la opinión de que los juegos de guerra y estrategia están asociados a la violencia, Unai Díaz ha manifestado que “sirven más para mejorar las habilidades cognitivas y de planificación que para crear personas agresivas”.

El ponente ha ofrecido ejemplos concretos de juegos, como el Tetris, que “reduce los niveles de estrés postraumático y disminuye la repetición de recuerdos dolorosos al distraer al jugador”.

Asimismo, ha apuntado que otros juegos de aventura ayudan a mejorar las capacidades espaciales, mientras que los de temática militar optimizan la capacidad organizativa del jugador. “Incluso es posible ponerse en forma gracias a las videoconsolas que reconocen nuestro movimiento y ofrecen al jugador la posibilidad de emular la práctica de múltiples deportes”, ha añadido.

Además de estos beneficios, el ponente también ha presentado un listado de serious games, también llamados juegos formativos, que se realizan con el objetivo de prestar un servicio y mejorar la salud de los jugadores.

Se trata de videojuegos que realizan una labor social y educativa importante en campos como la medicina, la educación o la salud mental.

Por su parte, Guillermo Herrera Hernández, experto en videojuegos en el aula, ha defendido el potencial de estos juegos aplicados a la educación.

“Es un medio interactivo y, además, es el propio participante quien decide y controla la situación”, ha señalado, para añadir que “a todo el mundo le gusta más aprender haciendo algo que estando frente a una pizarra”.

FUENTE: Psiquiatria.comEuropa Press

Share Button

Comments are closed.