Crece un 61% los médicos jóvenes atendidos por problemas mentales y de adicciones en el último año

El caso de médicos jóvenes atendidos por problemas mentales y de adicciones se han incrementado los casos en el último año en un 61 por ciento, según los datos de la Organización Médica Colegial (OMC), que estima que entre un 10 y un 12 por ciento de los médicos en ejercicio pueden sufrir a lo largo de su vida profesional un trastorno mental o una adicción al alcohol y a otras drogas.

“Cuando los médicos comienzan la residencia y cambian el ritmo de su vida, el estrés en los residentes en un momento especialmente crítico para empezar tanto en la esfera de problemas psicológicos como en las adicciones”, ha advertido el presidente de la OMC, el doctor Juan José Rodríguez Sendín, quien también apunta al fracaso en las expectativas de vida de los jóvenes médicos.

Concretamente, los casos de médicos de 31 a 40 años que ha pasado de 49 casos en 2013 a 79 en 2014, también han aumentado notablemente (23%)los casos de médicos jóvenes menores de 30 años, de 30 casos en 2013 a 37 en 2014. No obstante, por edad el colectivo más afectado es el de entre 51 a 60 años (36%), seguido del de 41 a 50 años (25%), de 31 a 40 (20%), menos de 30 años (11%) y más de 61 años (8%).

Estos son algunos de los datos destacados este miércoles durante la presentación del último análisis del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo, que desde su creación hace 17 años ha atendido a 3.810 médicos, de los que 357 fueron en el último año.

Ante todo, “ser médico es una profesión de riesgo, especialmente en  las áreas afectivas y emocionales y todo lo que se considera salud mental”, ha señalado Sendín, quien ha añadido que, “cuando se deteriora la salud mental o se está sometido a la dictadura del alcohol o las drogas, quien también lo termina pagando y sufriendo son los enfermos a los que atendemos”.

En cuanto a las especialidades más afectadas por este tipo de trastornos, los datos muestran la misma tendencia que en años anteriores, así casi el 50 por ciento de los casos son de Medicina Familiar y Comunitaria, seguido de Pediatras (7%) y Anestesistas (5%). Mientras que respecto al tipo de relación laboral de los médicos atendidos, el 53% tiene un contrato fijo.

ACUDEN A RECIBIR ATENCIÓN VOLUNTARIAMENTE

El programa, que “pretende ayudar a aquellos médicos que “no se encuentran en perfectas condiciones”, ha conseguido que el 87 por ciento de los atendidos estén trabajando en la actualidad.

No obstante, también existe un porcentaje de fracasos, de médicos que no llegan a reinsertarse en su actividad laboral, ha explicado el vicepresidente de la OMC, Serafín Romero, quien recuerda que no existen datos totales por comunidades autónomas, aunque todas las estimaciones muestran que “entre el 9 y el 10 por ciento de los tratados han tenido que ser inhabilitados o están en periodo de inhabilitación”.

En los últimos 5 años el número de atendidos ha sido muy similar. De los atendidos, el 73% de los médicos que han solicitado entrar en el PAIME lo han hecho de manera voluntaria; el 23% de forma voluntaria inducida, el 3% de manera confidencial y el 1% de los casos por existir denuncia formal.

En cuanto a quién deriva estos casos, el 51% de ellos, es por iniciativa propia; el 12% un superior profesional; el 12% un familiar; el 11% ha sido a través de un colega; el 4% el departamento de Riesgos Laborales y el 3% un psiquiatra.

Respecto a los motivos del ingreso, el trastorno mental ha sido el principal motivo de la demanda de ingreso en este programa (63%), seguido de problemas de alcoholismo (15%), padecer una patología dual (11%) y drogas (9%). A la hora de realizar un diagnóstico clínico, el mayor número de casos está relacionado el consumo de alcohol y otras sustancias (26%), seguido de trastornos del estado de ánimo (25%) adaptativos (19%), de ansiedad (11%) y trastornos de la personalidad (8%).

De los casos registrados en 2014, se han analizado como complicados 74, de los cuales, 36 presentaban riesgo de mala praxis, 30 tenían conflictos en el entorno laboral y 8 médicos tuvieron que cambiar de centro de trabajo.

Teniendo en cuenta la evolución del PAIME, las comunidades con mayor número de casos registrados han sido Cataluña (1.830), Andalucía (622), Madrid (547), País Vasco (194), Castilla y León (120) y Castilla la Mancha (109). Le sigue Comunidad Valenciana (67), Aragón (60), Cantabria (46), Galicia (41), Navarra (32), Baleares (31), Ceuta y Melilla (23), Extremadura (21), Murcia (15), Asturias (6) y La Rioja (3).

Si estos datos se analizan teniendo en cuenta los médicos atendidos en función del número de colegiados, por cada 1.000 colegiados, en concreto, la comunidades con mayores ingresos han sido: Cataluña (49,76), Ceuta y Melilla (38,3), Andalucía (17,15), País Vasco (15,06), Cantabria (13,71), Madrid (12,6), Castilla-La Mancha (12,77).

FUENTE: PSIQUIATRIA.COM / EUROPAPRESS

Share Button

Comments are closed.