El desprendimiento de un gigantesco iceberg en el Antártico desata la alerta

Un gigantesco iceberg cuyo tamaño es seis veces mayor que la isla de Manhattan ha provocado una alerta científica tras desprenderse de un glaciar antártico y adentrarse en medio del océano. El enorme bloque de hielo tiene una superficie de 660 kilómetros cuadrados y un grosor de 500 metros, según el análisis que ha realizado la investigadora de la NASA, Kelly Brunt.

El iceberg, denominado B31 por los científicos, se desprendió del glaciar de Pine Island, en la Antártida, el pasado mes de noviembre.

“Su tamaño es suficientemente grande como para que debamos vigilarlo de cerca“, explicó Brunt. De momento, sin embargo, el peligro es relativamente bajo, ya que el bloque de hielo no ha entrado en una zona de mucho tráfico marítimo.

 El iceberg B31, antes y después de desprenderse de la Antártida. Reuters

El iceberg B31, antes y después de desprenderse de la Antártida. Reuters

“No hay muchos barcos por allí. No estamos especialmente preocupados por las rutas marítimas. Sabemos siempre dónde se encuentran todos los icebergs grandes”, aseguró la experta de la NASA.

A los científicos les interesa especialmente este iceberg no sólo por sus enormes dimensiones, sino porque se desprendió en una zona inusual. “Es como una gigantesca tarta cuadrada flotando en el océano”, añadió Brunt, una investigadora del Centro Goddard de la NASA y la Universidad Morgan State de Maryland.

La ruptura en el glaciar de Pine Island del que se desprendió el iceberg se detectó por primera vez en 2011. Este glaciar se ha estado vigilando de cerca durante las últimas dos décadas, ya que se está derritiendo de manera acelerada y podría provocar un aumento considerable del nivel del mar.

FUENTE: EL MUNDO

Share Button

Comments are closed.