Yo jugué con un asesino

Yo Jugué Con Un Asesino

La pederastia es uno de los delitos que socialmente tiene más repulsión. El asesinato de un pederasta es uno de los crímenes con mayores atenuantes sociales.

Juanito siempre vivió en Ibiza y sin ninguna perspectiva de futuro. Eddie, líder de la secta destructiva Edelweiss, pasó un pequeño periodo en la cárcel, poco tiempo para un pederasta. Juanito acabó aplicándole su justicia. Un pederasta reincidente no podía volver a estar en la calle a los pocos años.

La narradora testigo —vecina, periodista y compañera de Juanito siendo niños— queda implicada emocionalmente en el caso, dada la proximidad con el asesino. Explica su historia a partir de sus encuentros casuales por la isla de Ibiza con Juanito, el joven que mató a Eddie. Juanito era un chico difícil que se crió en el seno de una familia desestructurada. Decidió buscarse la vida sin más refugio que las calles de Ibiza y la delincuencia juvenil. Así fue como conoció a Eddie, el supremo gurú de la secta pederasta Edelweiss.

Con un lenguaje claro y sencillo, huyendo del morbo y de las escenas escabrosas, la autora nos mete en la historia, profundizando en la psicología de los dos personajes y describiendo lo que pasó de una manera periodística, llana, visual y efectiva, haciendo hincapié en las motivaciones y en los porqués de sus acciones.

Visita interactiva de las primeras páginas

DISPONIBLE EN EDITORIAL SEPHA

Share Button

Comments are closed.