Tengo gripe, ¿y qué?

Un hombre se suena la nariz bajo la lluvia.| Alberto di Lolli

Un hombre se suena la nariz bajo la lluvia.| Alberto di Lolli

Con todo el país en situación epidémica de gripe (a excepción de Extremadura), los hogares españoles se llenan estos días de termómetros y pañuelos de papel. Este año, según la red centinela del Instituto Carlos III, el virus predominante es el tipo B, cuyos síntomas suelen manifestarse de manera más benigna. Si es usted uno de los huéspedes elegidos por el virus para pasar estos días, tal vez le interese seguir leyendo.

¿Gripe o resfriado?

Como admite el doctor José Luis Cañada, coordinador del grupo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), a efectos prácticos lo mismo da. Para el paciente, explica, el tratamiento para aliviar los síntomas es el mismo en ambos casos, aunque es cierto que lo médicos vigilan más de cerca a los pacientes con gripe porque tienen más posibilidades de sufrir complicaciones; especialmente si tienen otros factores de riesgo previos.

Mucho líquido, ¿para qué?

Una de las recomendaciones más repetidas para los pacientes con gripe es beber abundante líquido. La primera razón para ello tiene que ver con mantenerse hidratado, pero además, como prosigue el doctor Cañada, el agua ayuda a disolver y expulsar el moco que genera nuestro propio organismo para defendernos del virus. “El agua [las infusiones, los zumos…] es más eficaz que cualquier mucolítico disponible en el mercado; que no funcionan si no se toman acompañados de dos o tres litros de líquido”, apunta

¿Ibuprofeno o paracetamol?

A gusto del consumidor. El especialista en Medicina de Familia subraya que el objetivo de cualquiera de los dos es aliviar los síntomas del paciente y combatir la fiebre y el dolor de garganta o las molestias musculares que pueda tener; por lo que apuesta por tomar el que a cada uno le resulte más efectivo.

¿Tengo que ir al médico?

En el caso de pacientes sanos, sin factores de riesgo previos, el único motivo para acudir al médico es que la fiebre persista más de cinco días. “Esas secrecciones que se forman en el sistema respiratorio son el caldo de cultivo ideal para que pueda crecer en los alveolos alguna bacteria y pueda ocasionar una neumonía”, alerta el especialista.

¿Debo proteger a los niños de alguna manera?

Si es usted un padre sobreprotector y está pensando en usar mascarilla para no contagiar a sus pequeños, recuerde que el 80% de los afectados por la gripe durante una epidemia son menores de 14 años. “La gripe es una enfermedad de niños que nos contagian a los adultos”, apunta.

¿Cuánto tiempo seguiré siendo contagioso?

Desde que entramos en contacto con el virus hasta que aparecen los primeros síntomas pueden pasar de tres a siete días, aunque como señala el portavoz de Semergen, en esa etapa de incubación ya podemos contagiarlo a otras personas. Una vez pasada la enfermedad, transcurridos dos o tres días sin síntomas, ya dejamos de ser contagiosos. Aunque el virus no sobrevive mucho tiempo en superficies inertes, conviene lavarse a menudo las manos y no compartir pañuelos o toallas para evitar el contagio.

Los últimos datos disponibles en el sistema de vigilancia de la gripe en España (pertenecientes a la semana del 4 al 10 de febrero) indican “una evolución creciente de la actividad gripal en nuestro país”, con una difusión epidémica en casi todo el territorio, con la excepción de Extremadura y Ceuta. La tasa global de incidencia de gripe en esa semana sexta fue de 224,53 casos por cada 100.000 habitantes, con un aumento en la tasa de incidencia del 7% respecto a la semana previa. Por grupos de edad, se observa un incremento en la incidencia en el grupo de 15-64 años, mientras que en el resto la enfermedad tiende a la estabilización.

En esta temporada de gripe se han notificado 104 casos graves hospitalizados confirmados en 14 CCAA, de los que 61% son hombres. El mayor número de casos graves se registra en personas de 45-64 años (24%) y en los mayores de 64 años (24%), seguidos del grupo de 1-4 años (18%).

FUENTE: EL MUNDO (María Valerio)

Share Button

Comments are closed.