La sequía en Polonia revela tesoros hundidos hace 400 años

Una carga enorme de mármol tallado que se hundió en el fondo del río Vístula en Polonia hace cuatro siglos ha reaparecido después de una sequía y un nivel de agua en mínimos históricos que revelaron la mampostería tendida en el lodo del lecho del río.

Los arqueólogos creen que la mampostería era parte de un tesoro que invasores suecos del siglo XVII saquearon a los gobernantes de Polonia y cargaron en barcazas para transportarlo a casa, pero el botín se fue al fondo del río cuando se hundieron los barcos.

Los investigadores tenían conocimiento de los artefactos, hundidos en el lecho del río Vístula a su paso por la capital polaca pero, antes de la sequía, recuperarlo era una ardua tarea ya que estaban varios metros por debajo del agua.

Ahora, la mampostería – bloques de mármol tallado que eran utilizados en columnas, fuentes y escaleras en palacios polacos – yace a la vista del público, separada de una capa de barro amarilla y maloliente.

«La sequía nos ayudó mucho porque lo que había estado descansando bajo el agua ahora está en la superficie», dijo Hubert Kowalski, director adjunto del Museo de la Universidad de Varsovia, quien lideró los esfuerzos por recuperar la mampostería.

En su intervención en un edificio propiedad de la policía de Varsovia, donde se almacena temporalmente parte de la mampostería, dijo que el conocimiento de los historiadores sobre lo que sucedió hace cuatro siglos había sido anteriormente muy superficial.

«Ahora tenemos pruebas, la mejor evidencia del material de la invasión sueca hasta ahora».


ARTEFACTOS JUDÍOS

La escasez de lluvias durante los últimos meses ha llevado al Vístula, el río más extenso de Polonia, a sus niveles de agua más bajos desde que existen registros regulares, que comenzaron hace 200 años.

La navegación por el río también se ha visto afectada y las autoridades dicen que si los niveles de agua no se recuperan pronto, las centrales eléctricas en Varsovia que utilizan el agua del río para refrigeración podrían verse obligadas a cerrar sus puertas.

El agua en retroceso también ha revelado reliquias de la sangrienta historia de Varsovia durante la segunda Guerra Mundial. Durante ese período la ciudad fue ocupada por los nazis, la población judía fue exterminada, la ciudad se levantó contra la ocupación y después el ejército rojo de la Unión Soviética llegó e impuso sus propias normas.

El fin de semana se encontraron artefactos explosivos de la segunda Guerra Mundial sin detonar en el lecho del río en una parte de la ciudad. Kowalski dijo que se descubrieron unas piezas de maztevah judío o lápidas en el tramo del cauce que había estado estudiando.

Dijo que se llevarían al Instituto Histórico Judío de la ciudad. Los hallazgos de artefactos judíos son bastante comunes en Varsovia, el legado de los sucesivos regímenes nazi y soviético conspiró para demoler las huellas de la comunidad judía en la ciudad.

Los historiadores creen que los suecos que invadieron Polonia en el siglo XVII tenían previsto mover la carga robada por el Vístula hasta Gdansk, donde el río se une con el mar Báltico, y desde ahí transportarlo hasta casa. Todavía no hay una explicación convincente de porqué los barcos se hundieron en el camino.

FUENTE: REUTERS – Por Dagmara Leszkowicz

FUENTE DE LAS IMÁGENES: polskaviva.com / paperblog.com

Share Button

Comments are closed.