Archive for noviembre, 2015

Senderos De La Humanidad: “La Isla”

Domingo, noviembre 1st, 2015

En este episodio de “Senderos de la Humanidad”, Fernando Vázquez nos narra un texto precioso titulado “La Isla”.

Share Button

Senderos De La Humanidad: “¿Avisarías A Los Personajes De Tu Sueño?”

Domingo, noviembre 1st, 2015

En este episodio de “Senderos De La Humanidad” escuchamos, en la voz de Fernando Vázquez, un texto, que nos invita (como siempre tratamos de hacer) a pensar, titulado “¿Avisarías A Los Personajes De Tu Sueño?”.

Share Button

Senderos De La Humanidad: “La Verdad”

Domingo, noviembre 1st, 2015

Senderos De La Humanidad: "La Verdad"

En este episodio de “Senderos De La Humanidad” escuchamos, en la voz de Fernando Vázquez, un precioso texto titulado “La Verdad”.

Share Button

Las instalaciones secretas de EE.UU. que estuvieron a punto de destruir medio mundo en la Guerra Fría

Domingo, noviembre 1st, 2015
Después de que el militar al mando viviera una de las peores situaciones de su vida, la orden fue cancelada -
© UPI Después de que el militar al mando viviera una de las peores situaciones de su vida, la orden fue cancelada –

Corría agosto de 1945 cuando el mundo se estremeció ante la caída de las bombas sobre Hiroshima y Nagasaki. Dos explosivos que cambiaron la forma de entender el armamento hasta entonces y que, a su vez, pusieron punto y final a la Segunda Guerra Mundial. Hasta ahora, este es el único recuerdo que se tiene -a gran escala, eso sí- del uso de un explosivo atómico para volar hasta los cimientos de una ciudad. Sin embargo, un nueva teoría acaba de determinar que, en 1962, Estados Unidos estuvo a punto de lanzar sobre cuatro países diferentes la friolera de 32 misiles de este tipo atendiendo a una orden errónea y una serie de fallos que casi llevan a todos al desastre. Un suceso que podría haber acabado con medio mundo pero que, por suerte, fue anulado a tiempo.

Este secreto norteamericano, que ha permanecido oculto durante nada menos que 50 años, ha sido desvelado esta misma semana por Aaron Tovish, redactor de la versión digital de «Bulletin of the Atomic Scientist». Este, según explica en el artículo «The Okinawa missiles of October», tuvo constancia de esta historia tras entrevistarse con John Bordne, un exmilitar perteneciente a las Fuerzas Aéreas estadounidenses que formaba parte de uno de los equipos que, aquella infame jornada, recibió la orden de lanzamiento. El soldado ha roto su silencio después de 50 años y que haya muerto una buena parte de aquellos que, desobedeciendo a sus superiores, lograron ganar un tiempo determinante para que los mandos se decidiesen a anular la orden.

Por otro lado, esta historia también ha sido hecha pública por Masakatsu Ota, un escritor de la agencia de información Kyodo News (destacada por ser la líder en Japón) que también entrevistó a Bordne hace menos de un año. En su reportaje de investigación, el nipón llega a señalar que la realidad de este suceso (el mismo que casi provocó la Tercera Guerra Mundial) le ha sido corroborado por una segunda fuente que, por razones obvias, ha preferido mantenerse en el anonimato. Desde entonces, el autor se ha negado a desvelar quién le informó de ello.

En plena crisis cubana

Siempre en base a la entrevista realizada por Tovish, esta triste historia con final feliz comenzó en octubre de 1962, cuando el mundo se debatía entre el miedo y el pavor en plena crisis de los misiles de Cuba. Por entonces, Bordne formaba parte de un grupo de militares destinados a dirigir las cuatro bases secretas de la isla de Okinawa (bajo dominio estadounidense desde 1945).

El 28 de octubre, recibieron la orden de disparar 32 misiles sobre cuatro ciudades diferentes

Todos ellos contaban con varios misiles Mace B motados con ojivas nucleares Mark 28. Cada una 70 veces más potente que las bombas de Iroshima y Nagasaki y todas preparadas para ser lanzadas sobre las instalaciones militares soviéticas de Vladivostok si la situación se recrudecía.

A su vez, estos búnkers contaba con un centro de control común destinado a repartir las órdenes. Por entonces, estas instalaciones se hallaban en DEFCON 2, un estado de alerta que implica que, en cualquier momento, se puede pasar a DEFCON 1 -el cual implicaba que el disparo era inminente-. Es decir, que cualquier instante era bueno para que un misil pudiera ser lanzado sobre el enemigo.

Los sucesos

Estos sucesos se produjeron el 28 de octubre de ese mismo año. Aquel día, siempre según Bordne, su turno y el del resto de militares comenzó como de costumbre en el centro de control de estas estaciones secretas. Sin embargo, todo cambió cuando los cuatro centros de misiles recibieron un código determinado que les obligaba lanzar la friolera de 32 misiles con ojivas nucleares sobre Vladivostok (Rusia), Pekin (China), Hanói (Vietnam) y Pyonyang (Corea del Norte). Las cifras recibidas fueron verificadas por el capitán William Bassett, al mando de la operación. Eran verdaderas. Estados Unidos iniciaba lo que parecía que sería la Tercera Guerra Mundial. Después de que fuera corroborado el código, la tensión se comenzó a palpar en la sala de operaciones.

Bassett, como oficial de más alto rango, tomó el control de la situación y exigió calma. Aquello era algo demasiado grave. Decidió tomarse unos minutos para llevar a cabo la orden. Y es que, le parecía muy extraño que se le diese la orden de atacar a estos cuatro objetivos (muchos de los cuales no eran rusos y no estaban amenazando Estados Unidos) y no se les hubiese primero puesto en alerta DEFCON 1. Lleno de dudas, el oficial ordenó comprobar una vez más los códigos. Eran correctos. Aún así, prefirió esperar y contactó con el resto de mandos para que nadie dispusiese el lanzamiento. Como pretexto usó que el mensaje no había sido recibido de la manera adecuada.

Un teniente amenazó con disparar los misiles y hubo que reducirle

Minutos después, Basset contactó con el Centro de Operaciones de Misiles y solicitó que le volvieran a enviar el código. No podía preguntar nada de las órdenes por teléfono debido al protocolo, pero de esta forma se aseguraría, al menos, de que no había ningún error en la cifra adjuntada. Nuevamente, se enviaron los mismos números y el mismo mensaje. Había que lanzar los 32 misiles.

Sin embargo, el capitán sospechó que algo no estaba saliendo bien, pues su interlocutor no se mostraba nervioso al otro lado del teléfono a pesar de que se había ordenado atacar a varios países diferentes. Nuevamente, el militar ordenó que nadie se moviese, algo que no gustó a un teniente que dirigía uno de los búnkers. Este informó de que iba a lanzarlos, por lo que Basset se vio obligado a enviar una escolta con órdenes de detener sus intenciones.

Por suerte, en el momento de mayor tensión, algo debió pasar en el centro de mando de misiles estadounidenses del que dependían estas instalaciones secretas (quizá se percataron de que erra un error) y se envió una orden anulando los disparos. Tras el error, Basset fue tajante: «Ninguno de vosotros dirá nunca nada de lo que ha pasado esta noche aquí. Y me refiero a cualquier cosa. Nada de discusiones en los cuarteles, en un bar o en casa. Ni siquiera escribir sobre ello. ¿Estoy siendo lo bastante claro?».

FUENTE: MSN NOTICIASABC

Share Button

Un nuevo mecanismo que determina en qué órganos habrá metástasis

Domingo, noviembre 1st, 2015

Reconstrucción digital de la distribución de vesículas tumorales (en verde) en pulmones de ratón. HÉCTOR PEINADO

Hay combinaciones específicas de ciertas proteínas que se asocian con metástasis en el pulmón y en el hígado

Esto abre la puerta para desarrollar pruebas analíticas para medir estas proteínas en sangre, algo similar a la biopsia líquida

La lucha contra el cáncer tiene múltiples caras dirigidas todas ellas a la cura de la persona afectada. Algunas se centran en el tumor principal, en su erradicación, y otras en la prevención del desarrollo de metástasis o en su tratamiento. Esta es precisamente en la que ahora un equipo internacional de investigadores, entre los que se encuentran españoles, ha generado un paso más en la meta final del cáncer en mayúsculas. Su logro ha sido identificar un nuevo mecanismo por el que el tumor migra a otros órganos y etiquetarlo para poder adelantarse a su propagación.

El 90% de las muertes registradas en cáncer se deben a metástasis que el tumor genera en otros órganos. Desde hace años, se está intentando conocer por qué se producen en algunos casos esta migración, y el motivo por el que sólo algunos órganos se ven afectados. De hecho, este proceso no es aleatorio ya que las células tumorales suelen preferentemente colonizar ciertos órganos. Uno de los que más ha investigado en este campo es Joan Massagué que ha identificado genes vinculados con la aparición de metástasis.

El trabajo que ahora publica la revista Nature da un paso más en la explicación de la propagación del cáncer. Y se fija no sólo en los genes activados dentro del tumor sino en unas vesículas que emiten los tumores. Héctor Peinado, jefe del Grupo de Microambiente y Metástasis del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y codirector del estudio, ha determinado una nueva vía de generación de metástasis.

“Hemos visto un nuevo mecanismo que no se estaba valorando hasta ahora. No se conocía. Es complementario a lo anterior“, explica Peinado a EL MUNDO. Lo que han visto es que los tumores emiten millones de vesículas, llamadas exosomas, que contienen proteínas que migran, a través de la sangre, a ciertos órganos preparándolos para acoger las células tumorales. Serían como el adobo que se le echa a una pieza de carne, en este caso un órgano, para macerarla y transformarla. Esa ‘maceración’ del órgano diana (donde posteriormente se producirá la metástasis) consiste en la activación de una respuesta molecular, como la inflamación y vascularización, que preparan el terreno para que las células tumorales aniden en él y proliferen.

“El tumor secreta partículas que llegan a los órganos y promueven la inflamación lo que favorece las mestástasis. Hemos visto que hay combinaciones específicas de estas proteínas, llamadas integrinas, que se asocian con metástasis en el pulmón y en el hígado“, explica Peinado.

Al mismo tiempo, el equipo, codirigido por Ayuko Hoshino y Bruno Costa-Silva, del Weill Cornell Medical College de Nueva York, ha identificado que, como consecuencia de la llegada de integrinas (las proteínas contenidas en los exosomas) al órgano, se genera un aumento de proteínas de la familia S100, que también están involucrados en la promoción de señales inflamatorias. “Es como si ayudaran a abrir la puerta al tumor“, apunta Peinado.

Aplicaciones futuras

Los dos tipos de proteínas (integrinas y S100) se convierten en dianas antimetástasis, “son ventanas terapéuticas“. “Ya se sabía que estas proteínas podían utilizarse para desarrollar fármacos que las bloquearan, como una opción terapéutica. Lo que nosotros hemos aportado es la combinación exacta que se vincula con el desarrollo de la metástasis en ciertos órganos”, señala el investigador del CNIO.

En este trabajo, se ha comprobado que bloqueando la combinación de estas integrinas se reducían un 70% las metástasis en pulmón. Ahora, adelanta Peinado, lo que hace falta es desarrollar un fármaco para ver qué ocurre en pacientes, pero eso ya queda en manos de investigaciones de clínicos.

Por otro lado, además de ser una diana farmacológica, estas proteínas podrían ser útiles como herramienta diagnóstica. “Nuestro trabajo sugiere que tener ciertas integrinas elevadas en plasma en pacientes con cáncer de mama y páncreas parece predecir el órgano donde se va a producir la metástasis” porque así lo han visto en muestras de 40 pacientes. “Este resultado, no obstante, hay que validarlo en una cohorte mayor“.

De la misma opinión es Janusz Rak, del Instituto de Investigación de la Universidad McGill, en Montreal (Canadá), quien afirma en un artículo que acompaña al estudio en la revista Nature que se requieren futuras investigaciones para establecer si este conocimiento se puede poner en práctica y cómo hacerlo.

Sin embargo, el poder utilizar como herramienta pronóstica en cáncer la determinación en plasma de estas proteínas es un tema que se está desarrollando mucho. “Las investigaciones en este sentido se han quintuplicado en los últimos años porque se está viendo que podrían predecir la progresión de la enfermedad o las metástasis”.

Finalmente, este investigador apunta que habrá que integrar los estudios de las alteraciones genéticas vinculadas a la metástasis con aquellos que analicen la secreción de exosomas. “Habría que ver si ambos mecanismos se coordinan”.

FUENTE: EL MUNDO

Share Button

El asteroide ‘Gran Calabaza’ esquiva la Tierra y prosigue su viaje por el espacio

Domingo, noviembre 1st, 2015

Imágenes del asteroide ‘Gran Calabaza’ captadas por la NASA.

ASTRONOMÍA

Pasó a 480.000 kilómetros de nuestro planeta

El asteroide ‘Gran Calabaza’, bautizado así por su coincidencia con la festividad de Halloween, ha alcanzado su punto más cercano a la Tierra este sábado a las 18.01 (hora peninsular española), cuando se aproximó a una distancia de 480.000 kilómetros, sólo un poco mayor de la de la Luna, para luego seguir su viaje por el espacio.

“¡Está cerca, muy cerca! (…) Parece una calavera rotando. Es como la cabeza gigante de un oso blanco”, exclamó el astrónomo Bob Berman, señalando las imágenes de la roca estelar, llamada técnicamente 2015 TB145, que retransmitió por internet la comunidad Slooh, asociada a la NASA.

“El peligro, que ni siquiera estaba allí, ya se ha ido. Así en menos de unos minutos”, añadió el astrónomo.

Las imágenes retransmitidas en directo por Slooh retrataron una brillante y veloz roca espacial, del tamaño de cuatro campos de fútbol (400 metros de diámetro) que se desplazó a una velocidad de 35 kilómetros por segundo, lo que supone una rapidez 29 veces superior a la de la bala de un rifle.

Quienes pudieron hacerse con un pequeño telescopio lograron ver un pequeño punto brillante, que reflejaba la luz de la Luna y se desplazaba a una gran velocidad.

De acuerdo con el catálogo de la NASA sobre objetos cercanos a la Tierra, ‘Gran Calabaza’ ha sido el objeto que pasará más cerca de nuestro planeta hasta agosto de 2027, cuando se prevé que la roca 1999 AN10 se acerque a casi 384.400 kilómetros, la misma distancia que separa a nuestro planeta de la Luna.

El cuerpo celeste fue descubierto el pasado 10 de octubre por un telescopio en Hawai (EEUU) y desde entonces se han realizado cálculos para precisar su órbita, aunque nunca supuso un peligro para la Tierra.

Los científicos de la NASA advirtieron de que la influencia gravitatoria del asteroide no tendría ningún efecto detectable en la Tierra, como mareas o movimientos en las placas tectónicas.

Los científicos de la agencia estadounidense comenzaron el viernes a utilizar antenas de hasta 34 metros de largo del complejo de Goldstone, en California, para lanzar contra el asteroide ondas de radio, que rebotarán en su superficie y serán recogidas por dos centros de la NASA.

Estos centros, ubicados en Virginia Occidental y Puerto Rico, se encargan de recoger las ondas y moldear imágenes de la roca estelar, que la NASA espera poder procesar con una resolución de hasta dos metros por píxel con el objetivo de ofrecer una de las mejores imágenes de un meteorito vistas hasta ahora.

FUENTE: EL MUNDO

Share Button