Archive for agosto 2nd, 2015

Noche de luna azul

domingo, agosto 2nd, 2015
  • La noche del viernes 31 de julio se pudo ver la ‘luna azul’, una expresión que hace referencia a la segunda luna llena en un mismo mes, algo que suele ocurrir cada tres años. La denominación fue acuñada en torno a 1940, a raíz de un dicho popular anglosajón. Aunque esa noche nuestro satélite no cambió realmente de color, erupciones volcánicas e incendios forestales han permitido ver lunas verdaderamente azuladas.
Una luna azul es un fenómeno raro y excepcional, según refleja una expresión anglosajona. / NASA

Una luna azul es un fenómeno raro y excepcional, según refleja una expresión anglosajona. / NASA

Una de las expresiones de los anglosajones es Once in a blue moon (algo así como ‘una vez cada luna azul’), para referirse a algo raro, que no sucede casi nunca o, incluso, que es absurdo. Pero en ocasiones los astros se alinean y, la noche del 31 de julio ha sido una de esas pocas veces.

Por segunda vez en el mes de julio, la Luna estuvo a punto de convertirse en una luna llena. La primera fue el 2 de julio. Según el folclore moderno, cuando hay dos lunas llenas en un mismo mes, la segunda es ‘azul’.

En la década de 1940 se consolidó la denominación de luna azul para referirse a la segunda luna llena en un mismo mes

Si le hubieran dicho a alguien en la época de Shakespeare que algo ocurre “una vez cada luna azul”, esa persona no le habría atribuido ningún significado astronómico a la expresión. La luna azul simplemente se refería a algo infrecuente o sin sentido, como programar una fecha para ‘el doce de nunca’. Desde entonces, sin embargo, su significado ha cambiado.

La definición moderna surgió en la década de 1940. En aquellos días, el almanaque del granjero de Maine ofrecía una definición de luna azul tan complicada que muchos astrónomos no lograban entenderla. Involucraba factores como las fechas eclesiásticas de Pascua y Cuaresma, años tropicales y la aparición de las estaciones según el ‘Sol medio dinámico’.

Para explicar el fenómeno de la luna azul en términos sencillos, la revista Sky & Telescope publicó un artículo en 1946 titulado Once in a Blue Moon. El autor, James Hugh Pruett (1886-1955), citó el almanaque de Maine de 1937 y opinó que «la segunda (luna llena) en un mes, según mi interpretación, se llama luna azul”. Aunque esto no era científicamente correcto, al menos se podía entender. Y así nació la moderna luna azul.

Fenómeno poco habitual

La mayoría de las lunas ‘azules’ se ven blancas y pálidas, al igual que la luna que vemos en cualquier otra noche. El solo hecho de incluir una segunda luna llena en un mismo mes del calendario no cambia su color. Sin embargo, en raras ocasiones, la luna puede volverse azul.

Para que la Luna se vea realmente azul se necesita generalmente una erupción volcánica. En 1883, por ejemplo, se vieron lunas azules casi todas las noches después que el volcán indonesio Krakatoa explotara con la fuerza de una bomba nuclear de 100 megatones. Penachos de ceniza se elevaron hasta la cima de la atmósfera de la Tierra, y la Luna… ¡se volvió azul!

Eso se debió a las cenizas del volcán. Algunos de los penachos estaban llenos de partículas de una micra de ancho, lo que es prácticamente igual a la longitud de onda de la luz roja. Las partículas de este tamaño especial son ideales para dispersar la luz roja, mientras que permiten el paso de la luz azul. De esta manera, las nubes del Krakatoa actuaron como un filtro azul.

En 1883 se vieron varias lunas azules debido a la explosión del volcán indonesio Krakatoa

También se observaron lunas azuladas en 1983 después de la erupción del volcán El Chichón, en México. Y existen informes de lunas azules causadas por el monte Santa Helena, en 1980, y por el monte Pinatubo, en 1991.

Los incendios forestales pueden hacer el mismo truco. Un ejemplo famoso es el gigante incendio que tuvo lugar en las ciénagas de Alberta, Canadá, en septiembre del año 1953. Nubes de humo que contenían gotas de aceite de tamaño micrométrico produjeron soles de color lavanda y lunas azuladas que se divisaron desde América del Norte hasta Inglaterra.

En esta época del año, los incendios forestales de verano a menudo producen humo con abundancia de partículas de escala micrométrica. Es justo el tamaño correcto para hacer que la Luna se vuelva realmente azul.

Por otro lado, es posible que se torne roja. A menudo, cuando la Luna está muy baja, se ve roja por la misma razón que los atardeceres se ven rojos. La atmósfera está repleta de aerosoles mucho más pequeños que aquellos que inyectan los volcanes. Estos otros aerosoles dispersan la luz azul, dejando la luz roja. Por esta razón, son mucho más frecuentes las lunas azules rojizas que las lunas azules azuladas.

¿Suena absurdo? Sí, pero así es todo lo relacionado con la luna azul. Este fenómeno –que suele ocurrir cada tres años– no se podrá volver a disfrutar hasta enero de 2018.

FUENTE: Agencia SINCNASA

Share Button

Se crea ’Prevensuic’, la primera app en español para la prevención del suicidio

domingo, agosto 2nd, 2015
Se crea ’Prevensuic’, la primera app en español para la prevención del suicidio
  • Desarrollada por la Fundación Salud Mental España para la prevención de los trastornos mentales y el suicidio, ‘Prevensuic’ proporciona a personas con ideación suicida, allegados y profesionales herramientas para superar el riesgo suicida.

La Fundación Salud Mental España para la prevención de los trastornos mentales y el suicidio (www.fsme.es) lanza Prevensuic, la primera app en español para la prevención del suicidio. Con un menú para personas con riesgo suicida, otro para sus allegados y otros para profesionales sanitarios, Prevensuic es una potente herramienta de detección y abordaje de la conducta suicida que tiene en cuenta todos los agentes implicados en el riesgo suicida y supone una revolucionaria innovación en la incorporación de las TICs en la prevención del suicidio dentro del ámbito hispanohablante.

Proporciona herramientas para personas con ideación suicida y sus allegados como el Plan de Seguridad, que sirve de estrategia de afrontamiento de la ideación suicida y que utiliza también funcionalidades como Google Maps o Whatsapp. Las funcionalidades para profesionales sanitarios, disponibles a partir de Septiembre de 2015, están diferenciadas para profesionales de atención primaria, de salud mental y de emergencias sanitarias. Entre ellas, facilita escalas de evaluación y consejos sobre cómo realizar una entrevista clínica, recomendaciones de seguridad hospitalaria ante riesgo suicida o técnicas de rescate e inspección en caso de intento suicida.

La app se completa con abundante documentación, también diferenciada según sus destinatarios, que puede descargarse directamente al dispositivo móvil. Su pantalla principal también posee un acceso directo al 112, el teléfono europeo de emergencias. No guarda datos personales ni de otro tipo, es totalmente confidencial y sólo accesible desde el terminal donde ha sido instalado, manteniendo en todo momento el anonimato de quien la consulta. Prevensuic es gratuita y está disponible para smartphones y tablets Android y Apple. Puede descargarse desde Play Store y App Store. Ha sido diseñada por un equipo de expertos dirigidos por Andoni Anseán, presidente de la Fundación y el Dr. Jesús E. Mesones, Jefe del Servicio de Psiquiatría de los hospitales de Torrevieja y Vinalopó. Cuenta también con el aval científico de la Sociedad Española de Suicidología.

La Fundación Salud Mental España para la prevención de los trastornos mentales y el suicidio fue creada en 2014 con el firme propósito de promover la salud mental y prevenir los trastornos mentales y el suicidio. Durante este tiempo ha editado el Manual de Prevención, Intervención y Postvención de la Conducta Suicida, ha creado el Observatorio del Suicidio en España y ha organizado, junto con la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, el Máster en Conducta Suicida, el único máster universitario en español sobre este grave problema de salud. Entre sus próximos proyectos se encuentra la edición del primer libro en español sobre duelo y suicidio, previsto para antes de finalizar el año.

FUENTE: Psiquiatria.comFundación Salud Mental España

Share Button

Expertos en Psicología y Neurociencia defienden las aplicaciones positivas de los videojuegos en la salud

domingo, agosto 2nd, 2015

Expertos en Psicología y Neurociencia defienden las aplicaciones positivas de los videojuegos en la salud

Expertos en Psicología, Neurociencia y Educación han defendido en la Euskal Encounter que se celebra en el BEC de Barakaldo (Bizkaia) las aplicaciones positivas de los videojuegos en campos muy diversos, incluido el de la salud.

El doctor en Psicología e investigador de I+D de Nesplora, Unai Díaz, ha explicado en una conferencia que, además de los ‘serious games’, específicamente diseñados para mejorar la salud de los jugadores, también los videojuegos tradicionales pueden reportar muchas ventajas, han informado los organizadores.

Según ha afirmado, los videojuegos tienen efectos “beneficiosos sobre la salud que van desde potenciar las habilidades cognitivas hasta reducir los niveles de estrés postraumático. Entre otras aplicaciones permiten mejorar la situación de enfermos de ictus, previenen el bullying y ayudan a los pacientes infantiles a afrontar la quimioterapia”.

Asimismo, en contra de la opinión de que los juegos de guerra y estrategia están asociados a la violencia, Unai Díaz ha manifestado que “sirven más para mejorar las habilidades cognitivas y de planificación que para crear personas agresivas”.

El ponente ha ofrecido ejemplos concretos de juegos, como el Tetris, que “reduce los niveles de estrés postraumático y disminuye la repetición de recuerdos dolorosos al distraer al jugador”.

Asimismo, ha apuntado que otros juegos de aventura ayudan a mejorar las capacidades espaciales, mientras que los de temática militar optimizan la capacidad organizativa del jugador. “Incluso es posible ponerse en forma gracias a las videoconsolas que reconocen nuestro movimiento y ofrecen al jugador la posibilidad de emular la práctica de múltiples deportes”, ha añadido.

Además de estos beneficios, el ponente también ha presentado un listado de serious games, también llamados juegos formativos, que se realizan con el objetivo de prestar un servicio y mejorar la salud de los jugadores.

Se trata de videojuegos que realizan una labor social y educativa importante en campos como la medicina, la educación o la salud mental.

Por su parte, Guillermo Herrera Hernández, experto en videojuegos en el aula, ha defendido el potencial de estos juegos aplicados a la educación.

“Es un medio interactivo y, además, es el propio participante quien decide y controla la situación”, ha señalado, para añadir que “a todo el mundo le gusta más aprender haciendo algo que estando frente a una pizarra”.

FUENTE: Psiquiatria.comEuropa Press

Share Button