Archive for noviembre 6th, 2013

¿Murió Tutankamón tras ser atropellado por un carruaje?

miércoles, noviembre 6th, 2013

Científicos británicos creen haber resuelto el misterio que durante milenios ha rodeado la muerte del faraón egipcio más famoso, Tutankamón, quien pudo haber fallecido a la edad de 19 años arrollado por un carruaje.

Fotografía de archivo tomada el 13 de noviembre de 2007 que muestra la máscara del faraón Tutankamón durante su exposición en Múnich (Alemania). La malaria y una enfermedad ósea causaron la muerte prematura de Tutankamón a los 19 años de edad, según el estudio paleogenético que también revela su linaje y que con toda probabilidad era hijo del faraón Akenatón. Los resultados de la investigación, llevada a cabo entre septiembre de 2007 y octubre de 2009 por Zahi Hawass, del Consejo Supremo de Antigüedades de El Cairo y sus colegas, se publican en la última edición de la revista científica JAMA. EFE/Peter Kneffel

Fotografía de archivo tomada el 13 de noviembre de 2007 que muestra la máscara del faraón Tutankamón durante su exposición en Múnich (Alemania). La malaria y una enfermedad ósea causaron la muerte prematura de Tutankamón a los 19 años de edad, según el estudio paleogenético que también revela su linaje y que con toda probabilidad era hijo del faraón Akenatón. Los resultados de la investigación, llevada a cabo entre septiembre de 2007 y octubre de 2009 por Zahi Hawass, del Consejo Supremo de Antigüedades de El Cairo y sus colegas, se publican en la última edición de la revista científica JAMA. EFE/Peter Kneffel

Esa es la conclusión a la que llega un estudio de la “Egypt Exploration Society”, cuyo contenido completo será revelado el próximo domingo en un documental de la cadena de televisión británica Channel 4.

La investigación revela que los restos del llamado “faraón niño” presentan heridas similares a las que podría producir una colisión con un carruaje, según ha adelantado a los medios el director de esa sociedad, Chris Naunton.

El científico también cree que la momificación de Tutankamón resultó fallida, a juzgar por las evidencias de carne carbonizada halladas en un examen forense de sus huesos realizado por el antropólogo Robert Connolly en la Universidad de Liverpool en 1969.

Howard Carter, descubridor de la tumba en 1922, y su mecenas Lord Carnarvon ya advirtieron entonces de que el cuerpo del faraón presentaba misteriosas señales de quemaduras, extremo confirmado por Connolly en sus pesquisas.

El antropólogo también logró determinar a través de pruebas químicas que la carbonización de la carne se produjo dentro del sarcófago cuando los aceites de embalsamar entraron en combustión por el contacto con el oxígeno y las telas.

Esta reacción sometió el cadáver de Tutankamón a temperaturas superiores a los 200 grados centígrados y explica, en parte, otro de los misterios que han rodeado al faraón: es el único que fue encontrado sin su corazón.

Con todas estas pruebas sobre la mesa, Naunton ha trabajado con el Instituto Forense Cranfield para llevar a cabo una “autopsia virtual” y volver a analizar los traumatismos que presenta la momia.

Las heridas de Tutankamón han sido comparadas en un escenario simulado por ordenador con las que provocarían el impacto de un carruaje.

El resultado apunta a que el vehículo chocó contra el faraón mientras se encontraba de rodillas, lo que aplastó su pelvis y empotró las costillas contra los órganos vitales.

“La carbonización y la posibilidad de que la momificación fallida provocase la combustión espontánea del cuerpo poco después del entierro es algo totalmente inesperado, algo así como una revelación”, ha declarado Chris Naunton.

Tutankamón, de la dinastía XVIII, reinó en Egipto durante un corto periodo de la primera mitad del siglo 1.300 a.C y lo más relevante de su mandato fue la devolución de la influencia y el poder a los sacerdotes de Amón, tras la experiencia monoteísta de Akenatón.

No obstante, siempre será recordado por su supuesta maldición, la que también dice que contribuyó a la muerte repentina en El Cairo de Lord Carnarvon.

FUENTE: EFE

Share Button

Hallan restos del fósil del mayor ornitorrinco conocido en Australia

miércoles, noviembre 6th, 2013

 Reconstrucción del ornitorrinco 'Obdurodon tharalkooschild'. | PETER SCHOUTEN

Reconstrucción del ornitorrinco 'Obdurodon tharalkooschild'. | PETER SCHOUTEN

Un grupo de científicos halló en una remota zona del norte de Australia los restos de un ornitorrinco carnívoro de un metro de largo, la especie dentada de mayor tamaño descubierta hasta la fecha, informaron hoy fuentes académicas.

Los restos del animal, bautizado como «Obdurodon tharalkooschild», fue identificado a partir de dientes hallados en el yacimiento Riversleigh, un área considerada como Patrimonio de la Humanidad por su riqueza paleontológica.

El depósito donde se hallaron los restos fósiles no ha sido fechado, pero se cree que éstos tienen entre 5 y 15 millones de años de antigüedad, según un comunicado de la Universidad de Nueva Gales del Sur.

El descubrimiento, publicado en la revista científica ‘Journal of Vertebrate Palaeontology’, fue realizado por Rebecca Pian, quien aspira a un doctorado en la Universidad de Columbia, junto a Mike Archer y Suzanne Hand, ambos de la universidad australiana.

Según los cálculos que se desprenden de los restos fósiles, se calcula que la especie extinta duplicaba en tamaño al de ornitorrincos modernos.

Además, a diferencia de sus descendientes, los ornitorrincos prehistóricos tenían dientes funcionales que se cree fueron utilizados para matar y consumir una gran gama de animales.

«Al igual que otros ornitorrincos, probablemente era un mamífero principalmente acuático que vivía alrededor de las fuentes de agua dulce de los bosques que cubrieron el área de Riversleigh hace millones de años atrás», expuso Hand.

La científico agregó que los «Obdurodon tharalkooschild» eran ornitorrincos con dientes muy desarrollados que probablemente se alimentaban de cangrejos de río y otros crustáceos de agua dulce, así como pequeños vertebrados como ranas o tortugas pequeñas.

Asimismo el descubrimiento de esta nueva especie supuso una gran sorpresa porque los fósiles de ornitorrincos hallados hasta hace poco sugerían que su evolución era lineal y ahora se plantea una ramificación en el árbol genealógico de esta especie.

Los anteriores descubrimientos paleontológicos realizados en el planeta registran la existencia de un ornitorrinco dentado, el «Monotrematum sudamericanum» que pobló Sudamérica hasta hace 61 millones de años», mientras que la especie más antigua hallada en Australia era el «Obdurodon insignis», un ejemplar dentado más pequeño que pobló el centro del país oceánico hace 26 millones de años.

Otros fósiles

Otros restos fósiles hallados en Riversleigh, el «Obdurodon dicksoni», era un poco más grande que el «Obdurodon insignis» y habitó la zona hace más de 15 millones de años.Pero con el nuevo descubrimiento, los científicos se dieron cuenta de que una rama de este árbol estaba compuesta por ornitorrincos gigantes, según Archer.

El nombre «Obdurodon» se deriva del griego diente duradero y se acuñó para distinguir a las especies de ornitorrincos dentados de las especies modernas, según el comunicado de la Universidad de Nueva Gales del Sur.

«Tharalkooschild» es un nombre que honra un mito aborigen sobre el origen de los ornitorrincos que relata la existencia de un pato hembra llamada «Tharalkoo», cuyos padres le prohibieron nadar río abajo por temor a la rata acuática «Bigoon».

Pero «Tharalkoo» desobedeció y fue violada por la rata y al regresar a su familia, en lugar de que salieran patos de sus huevos, salieron los primeros ornitorrincos.

FUENTE: EFE / EL MUNDO

Share Button