Archive for marzo 6th, 2013

I’m A Loser

miércoles, marzo 6th, 2013

I'm A Loser

«I’m a Loser» es una canción de The Beatles lanzada originalmente en el álbum Beatles for Sale. Estaba previsto que saliera como un sencillo en el Reino Unido hasta que John Lennon escribiera «I Feel Fine».

En la primera edición de Beatles for Sale, la canción fue erróneamente impresa como «I’m a Losser».

Esta canción ofreció la particularidad de que fue la última en que Lennon da un uso prominente a la armónica, instrumento que caracterizó varias de sus primeras composiciones con la banda (después la usó más esporádicamente en canciones como «All Together Now», «Being for the Benefit of Mr. Kite!» y «Rocky Racoon»).

LETRA:

I’m a loser

I’m a loser

And I’m not what I appear to be

Of all the love I have won or have lost

there is one love I should never have crossed

She was a girl in a million, my friend

I should have known she would win in the end

I’m a loser

And I lost someone who’s near to me

I’m a loser

And I’m not what I appear to be

Although I laugh and I act like a clown

Beneath this mask I am wearing a frown

My tears are falling like rain from the sky

Is it for her or myself that I cry

I’m a loser

And I lost someone who’s near to me

I’m a loser

And I’m not what I appear to be

What have I done to deserve such a fate

I realize I have left it too late

And so it’s true, pride comes before a fall

I’m telling you so that you won’t lose all

I’m a loser

And I lost someone who’s near to me

I’m a loser

And I’m not what I appear to be

Fuente de la letra: musica.com

Letra añadida por the last remaining l


Share Button

En busca de la materia oscura

miércoles, marzo 6th, 2013

Rashid Sunyaev, presentando sus investigaciones en Madrid. | Fundación BBVA

Rashid Sunyaev, presentando sus investigaciones en Madrid. | Fundación BBVA

  • El astrofísico Rashid Sunyaev presenta en Madrid sus investigaciones

Las propiedades de la materia oscura son igual de desconocidas para los científicos que la Astrofísica para la mayoría de mortales. Para desentrañar los secretos de esta extraña materia y descubrir los posibles límites del universo, el profesor Rashid Sunyaev del Instituto Max Planck lleva 20 años intentado descifrar cúmulos de galaxias, las acumulaciones de materia más grandes del universo, formados por materia oscura y miles de galaxias. Y para acercar estos avances al gran público, la Fundación BBVA organiza el ciclo de conferencias ‘La Ciencia del cosmos, la Ciencia en el cosmos’ donde el ya mencionado Sunyaev explicará por qué estos descubrimientos son tan importantes para comprender el universo, sus límites y la materia oscura.

«Si descubrimos cómo crecen los cúmulos de galaxias, podemos conocer cómo crece el universo«, afirma el astrofísico de origen uzbeko. Su trayectoria ha estado siempre centrada en estos inmensos objetos. Durante los años 70, junto a su mentor, el profesor Yako Zeldovich («un verdadero héroe soviético», según Sunyaev) descubrió que cuando la radiación de fondo cósmico (una suerte de eco de radiación de microondas que todavía se mantiene desde el inicio del universo y que prueba la existencia del Big Bang) ‘tropieza’ contra un cúmulo, los fotones interactúan con su materia, y el rastro de radiación que deja permite detectar el cúmulo. Es el llamado efecto Sunyaev-Zeldovich.

«Al principio solo se conocían las galaxias al borde del cúmulo, y no los espacios que hay en medio», afirma Sunyaev. «Frtiz Zwicky [astrofísico suizo] calculó la masa de las galaxias observando su luminosidad óptica. Y nadie le creyó». Gracias al efecto Sunyaev-Zeldovich se pudieron descubrir las galaxias y la masa de los cúmulos en los que estaba. Estas búsquedas podrían detectar «los más de 10.000 cúmulos de galaxias que existen en el universo observable«, añade Sunyaev.

Pasado y futuro del universo

En el universo la materia oscura es casi hegemónica. Alrededor de un 80% de la materia existente es oscura, siendo un ínfimo 5% las estrellas y el 15 % restante gas caliente. «La existencia de la energía oscura está probada, pero sus propiedades son desconocidas. Y quizá no las conozcamos nunca», afirma el astrofísico.

Sunyaev, sin embargo, no está solo en su investigación. La misión del satélite Planck, lanzado en 2009 por la Agencia Espacial Europea, estudia las anisotropías (variaciones de luz, velocidad, temperatura de una materia) que se producen en el fondo cósmico de microondas para descubrir más cúmulos de galaxias. Y telescopios en diversos puntos de la tierra, desde Atacama al Polo Sur, investigan lo que el astrofísico ruso descubrió casi por casualidad cuando buscaba la presencia del gas caliente intergaláctico.

«El descubrimiento de nuevos cúmulos y supercúmulos de galaxias abre nuevas puertas a la cosmología observacional», afirma Sunyaev. «Nos aportan un tipo de información única sobre las propiedades globales del universo, sobre su pasado e incluso sobre su futuro«.

FUENTE: EL MUNDO (Ricardo Dudda)

Share Button

Un agujero negro supermasivo en rotación vertiginosa

miércoles, marzo 6th, 2013

Recreación del agujero negro en la galaxia NGC1365. | NASA

Recreación del agujero negro en la galaxia NGC1365. | NASA

Un equipo internacional de astrónomos ha comprobado que la velocidad de rotación de un agujero negro supermasivo alcanza un valor récord, próximo al 86% de la velocidad de la luz. Las observaciones, realizadas en rayos X de un amplio rango de energías, revelan detalles del entorno del agujero negro, pero su interpretación todavía está sometida a debate.

Galaxia NGC1365. | ESO

Galaxia NGC1365. | ESO

La gran galaxia barrada NGC1365 se encuentra a una distancia de unos 70 millones de años-luz en la constelación austral de Fornax (’el horno químico’). Esta galaxia es el doble de grande que nuestra Vía Láctea y en su centro se esconde un agujero negro supermasivo con una masa equivalente a unos 2 millones de veces la masa del Sol.

Los agujeros negros son las entidades más enigmáticas del Universo conocido. Pueden llegar a tener una masa de hasta diez mil millones de veces la de Sol concentrada en una región del espacio ridículamente pequeña. Se piensa hoy que prácticamente todas las galaxias albergan en su región central un agujero negro que evoluciona de manera paralela a la del resto de la galaxia que lo aloja. Estos agujeros negros supermasivos crecen engullendo estrellas o nubes de gas de su entorno o, cuando se produce una colisión entre galaxias, fusionándose con otros agujeros negros.

El entorno de un agujero negro supermasivo. | NASA

El entorno de un agujero negro supermasivo. | NASA

Cada agujero negro supermasivo suele estar rodeado por un disco de acreción que, al sufrir los enormes efectos gravitatorios producidos por la gran masa central, va dejando caer parte de su masa al abismo del agujero. La región de interacción entre el disco y el agujero es una zona tremendamente energética en la que se pueden originar grandes chorros de materia que se eyectan desde las zonas polares y donde se producen emisiones de muy alta energía en rayos X. El análisis detallado de esta radiación de rayos X permite pues investigar en detalle la estructura de la región más cercana al agujero negro.

Casi a la velocidad de la luz

El astrónomo italiano Guido Risaliti y sus colegas han utilizado los telescopios XMM-Newton y NuSTAR para observar la galaxia NGC1365. El primero de estos telescopios permite observar los rayos X ‘blandos’, de baja energía (hasta unos 12 keV), mientras que el segundo telescopio está permitiendo, por vez primera, analizar los rayos X en un rango muy alto de energías (hasta unos 80 keV). Gracias a la gran cobertura en energías, estos investigadores han conseguido estudiar en detalle la distribución de la emisión ocasionada por iones de hierro y llegan a concluir que el material en la órbita interior más estable en torno al agujero negro gira con una velocidad que es el 84 % de la velocidad de la luz.

Modelos para el agujero negro | NASA/JPL-Caltech

Modelos para el agujero negro | NASA/JPL-Caltech

Según la teoría de la Relatividad General de Einstein, la gravedad del agujero negro rotante distorsiona y retuerce el espacio-tiempo de su entorno de una manera compleja. Risaliti estima que, debido a este retorcimiento, una partícula en el horizonte de sucesos del agujero negro tardaría 4 minutos en dar una vuelta completa.

Debate abierto

La interpretación de Risaliti y colaboradores no es, sin embargo, unívoca. Para estimar esta velocidad de rotación, los astrónomos suponen que la radiación X llega directamente del disco de acreción sin ningún factor que la altere. Pero otros autores, como Jane Turner de la Universidad de Maryland, vienen señalando desde hace tiempo la importancia que tienen las nubes de gas y polvo del entorno de un agujero negro distorsionando la forma de la emisión X, y advierten ahora que estos efectos no han sido tenidos en cuenta por Risaliti y sus colegas. Estos últimos contra-argumentan que si tales nubes existiesen realmente, la emisión X procedente del entorno del agujero negro debería ser 100 veces mayor de lo medido, un valor que ellos consideran poco razonable.

El debate sigue abierto. La emisión de rayos X de altas energías está aún muy poco estudiada y se necesita observar más agujeros negros para concluir sobre el efecto de las posibles nubes del entorno del objeto. También los modelos teóricos pueden refinarse para aportar predicciones de mayor realismo que permitan interpretar las observaciones.

Es literalmente imposible observar directamente un agujero negro. Son objetos que no emiten nada, pero los efectos de su descomunal gravedad son espectaculares, los delatan, y nos revelan así muchos de sus fascinantes misterios.

También interesante

  • El trabajo de Risaliti y colaboradores ha sido publicado el 28 de febrero pasado en Nature.
  • NuSTAR. | NASA

    NuSTAR. | NASA

  • El instrumento NuSTAR (Nuclear Spectroscopic Telescope Array) fue lanzado por la NASA el 13 de Junio de 2012. Es capaz de detectar y analizar los rayos X en el rango 5 a 80 kEV. Incluye dos telescopios gemelos que poseen elementos ópticos multi-capa en el extremo de un mástil desplegable de 10 m de longitud. En la base del mástil se encuentra el plano focal con los detectores. El telescopio sufre grandes variaciones de temperatura según está iluminado o no por el Sol, un láser mide con precisión las dilataciones del mástil y permite mantener siempre el telescopio perfectamente enfocado.
  • XMM-Newton | ESAXMM-Newton | ESA

  • El telescopio XMM-Newton fue lanzado por la ESA el 10 de diciembre de 1999. . Es capaz de detectar y analizar los rayos X llamados ‘blandos’, esto es, en el rango de energías entre 0.1 y 12 kEV. Dispone de tres sistemas ópticos en paralelo con una distancia focal de 7.5 metros y con un diámetro de 70 centímetros.
  • FUENTE: EL MUNDO (Rafael Bachiller – Astrónomo)

Share Button