Archive for agosto, 2009

Cada Día

Sábado, agosto 22nd, 2009

Un tema que escuché ayer y me ha encantado. Del nuevo trabajo de Tamara, que saldrá en el mes de octubre. LLeva por título “Cada Día”. Realmente hermoso…

Share Button
PlayPlay

Identificada una molécula que influye en el tiempo de sueño

Viernes, agosto 14th, 2009
  • Descubren una mutación genética que influye negativamente en el patrón de sueño
  • Los investigadores destacan que es un primer paso para comprender mejor este proceso
(Foto: El Mundo)

Fíjese en cuántas horas duermen sus padres y, a partir de ahí, ya puede hacerse una idea del tiempo que va a estar usted en los brazos de Morfeo, dado que un 50% de la duración del sueño diario es hereditaria en los humanos y los ratones. Pero también existen otros factores y mutaciones genéticas individuales que contribuyen a regular este proceso de descanso y que son bastante desconocidas hasta el momento. Un equipo de investigadores acaba de descubrir, por primera vez, una alteración en un gen que influye negativamente en el reposo nocturno.

Cada individuo necesita un número de horas de sueño determinadas para rendir al día siguiente. Aunque éstas varían de unos a otros, los especialistas indican que se considera suficiente un rango entre algo menos de seis horas y poco más de nueve. “Lo más normal es estar entre ocho y ocho horas y media”, señala a elmundo.es Ying-Hui Fu, profesor de Neurología de la Universidad de California (EEUU) y coordinador de la investigación. Pero a pesar de que el sueño es un proceso esencial para el organismo humano y de que nos pasamos la tercera parte de la vida durmiendo, los circuitos cerebrales que lo regulan siguen siendo un enigma para los investigadores. Científicos de las universidades de California, Salt Lake City y Stanford (EEUU) y del Instituto Max-Planck de Alemania han dado un primer paso para empezar a resolver el misterio del sueño.

En un experimento con ratones han visto que una mutación (Dec2/P385R) juega un papel importante. “Se trata de la primera vez que se relaciona una alteración genética con el mecanismo del sueño y, por tanto, estamos hablando de un progreso muy importante”, destaca a elmundo.es Ying-Hui Fu.

Según publican en la revista ‘Science’, los ratones transgénicos que portaban esta mutación -introducida previamente por los investigadores- pasaban más rato en estado de vigilia, tiempo que restaban al descanso profundo, que aquellos roedores sin la alteración y que sirvieron de grupo de control. Los ratones experimentales dormían de media dos horas menos al día (unas 6,25) que el resto (8,06).

Además, la mutación acortó todas las fases del sueño NREM (somnolencia, sueño ligero y sueño profundo) y la REM (rapid-eye-movement), que corresponde al sueño muy profundo. El periodo NREM fue un 6% más corto que en los del grupo control y la REM un 2%.

No obstante, sorprendentemente, pese a esta falta de horas de descanso, los ratones al día siguiente realizaban las mismas actividades que aquellos sin la alteración genética y rendían igual. “Nuestros resultados demuestran que la mutación P385R está involucrada en el proceso que regula el sueño. Estos datos proporcionan una nueva oportunidad para ahondar en este complejo mecanismo”, señala el autor.

Un hallazgo que abre una vía de investigación

Comprender mejor el proceso que se esconde tras el abrazo a Morfeo “podría ayudar a desarrollar fármacos o estrategias que alivien los trastornos del sueño y mejorar la cantidad y calidad del mismo”, añaden los científicos. No obstante, Ying-Hui Fu reconoce que “aunque este descubrimiento no tendrá aplicaciones clínicas inmediatas, sí abre una ventana para la exploración de las bases moleculares que regulan este proceso fascinante y que desconocemos casi por completo”.

En un comentario que acompaña al estudio, Hyun Hor y Mehdi Tafti, del Centro de Genómica de la Universidad de Lausana (Suiza), coinciden en que “las aproximaciones con la genética molecular constituyen la mejor baza para encontrar, sin suposiciones previas, las moléculas que regulan el reloj del sueño”.

Los científicos llevaron a cabo este experimento con ratones tras detectar la mutación genética en dos personas de una misma familia (madre e hija), que dormían peor que el padre y los hermanos. Pero afirman que se trata de una alteración rara, que hallaron solamente en una de las 60 familias estudiadas. Por eso, para analizar su funcionamiento, tuvieron que replicarla en los ratones.

Al conocer mejor el proceso del sueño, se podrán mejorar otros muchos aspectos de la vida, ya que la falta de descanso “influye en la productividad, perjudica la salud, afecta al aprendizaje y la memoria y empeora el humor”, destaca el experto en neurología.

FUENTE: EL MUNDO (Isabel F. Lantigua)

Share Button

“Abbey Road”, cuarenta años de la mítica carátula de los Beatles

Viernes, agosto 7th, 2009

"Abbey Road", cuarenta años de la mítica carátula de los Beatles

Hace cuarenta años, los Beatles se hicieron unas fotos cruzando un paso de cebra de la londinense calle de Abbey Road, sin saber que esa imagen tan sencilla se convertiría con el tiempo en una de las carátulas más famosas de su discografía.

El 8 de agosto de 1969, los “cuatro fabulosos de Liverpool” quedaron inmortalizados sobre el paso de peatones, situado en el barrio de St John’s Wood (norte de Londres), en la célebre e imitadísima instantánea, todo un icono de la historia del pop.

Cientos de fans del cuarteto tienen previsto celebrar este sábado la efemérides cruzando las rayas blancas y negras de la calle a las 10.35 horas GMT, justo cuatro décadas después de que el fotógrafo Iain Mcmillan captara la célebre fotografía del disco “Abbey Road”.

Además, una banda de tributo a los Beatles, los “Sgt Pepper’s Only Dart Board Band”, participará en ese acto disfrazada con una ropa similar a la que lucía el grupo hace cuatro décadas.

Cuarenta años atrás, John Lennon, Ringo Starr, Paul McCartney y George Harrison acudieron a los estudios de EMI en Abbey Road para trabajar en el que sería su último álbum como conjunto (“Let it Be” se publicó un año más tarde, pero se había grabado antes).

El disco iba a llevar por título “Everest”, en honor a la marca de cigarrillos favorita de Goeff Emerik, ingeniero de sonido de los Beatles, aunque la idea de cubrir la portada con el Himalaya desalentó a Lennon y compañía.

Según Brian Southall, autor de un libro sobre la historia de los estudios de EMI, “hay un dibujo que Paul McCartney hizo de cuatro hombrecillos raros cruzando un paso de cebra”, lo que “dio una buena idea” a la banda.

Ni cortos ni perezosos, los cuatro músicos salieron aquel 8 de agosto a la calle en compañía de Ian Macmillan -que conoció a los Beatles a través de la artista Yoko Ono, viuda de Lennon- y se plantaron en el paso de cebra pintado frente a los estudios de EMI.

“Le dieron (a Macmillan) unos quince minutos. Se subió a una escalera mientras un policía retenía el tráfico. La banda caminó adelante y atrás varias veces y eso fue todo”, relató Southall, amigo del fotógrafo, fallecido en 2006, a la cadena pública BBC.

"Abbey Road", cuarenta años de la mítica carátula de los Beatles

La foto muestra a Lennon, Starr, McCartney y Harrison cruzando en fila india el paso de cebra, en una luminosa calle donde resalta un Volkswagen “Escarabajo” de color blanco aparcado a la izquierda.

En la imagen, fruto de una sesión en la que Macmillan sólo tomó seis fotos, resulta llamativo que McCartney (de traje oscuro) aparece descalzo y sin marcar el mismo paso que sus compañeros.

Según una teoría bastante extendida, la escena representaría una procesión fúnebre en la que McCartney sería el muerto; Lennon (traje blanco), el clérigo; Starr (traje negro), el agente funerario; y Harrison (en camisa y pantalones vaqueros), el enterrador.

La decisión final de usar la curiosa foto como portada del disco, corrió a cargo de John Kosh, director creativo de los estudios de EMI, quien creyó innecesario incluir el nombre del grupo en la carátula porque, no en vano, “eran la banda más famosa del mundo”.

Como anécdota merece la pena destacar que el “Escarabajo” blanco, perteneciente a un vecino de Abbey Road, fue objeto del robo de la matrícula (de número “28 IF”) varias veces tras la salida del disco.

El coche se vendió en una subasta celebrada en 1986 por 23.000 dólares, y actualmente se exhibe en el museo de Volkswagen en Wolfsburg (Alemania).

“Abbey Road”, que contiene clásicos como “Come together” y “Here comes the sun”, se publicó el 26 de septiembre de 1969 y, a juicio de la revista musical “Rolling Stone”, representa uno de los catorce mejores discos de todos los tiempos.

Numerosas bandas han imitado después la mítica portada, como los “Red Hot Chili Peppers” en su disco “The Abbey Road E.P.” (1988), en cuya carátula emulan a los Beatles, aunque completamente desnudos.

Con los años, el paso de cebra se ha tornado en una popular atracción turística en la que se detienen los visitantes para seguir los pasos del conjunto de Liverpool y -cómo no- hacerse la oportuna foto.

FUENTE: EFE

Share Button