Archive for enero 24th, 2009

Japón lanza un satélite para investigar la polución del aire

sábado, enero 24th, 2009
Imagen del satélite 'Ibuki'. (Foto: EFE/JAXA)

Japón ha lanzado esta madrugada (hora española) el satélite Ibuki desde el centro espacial de Tanegashima, en Kagoshima (sur de Japón).

El satélite observará en los próximos cinco años cómo respira nuestro planeta. Para ello, medirá la concentración, distribución y ciclos de absorción de los gases de efecto invernadero. Ibuki (respirar, en japonés) ha costado 300 millones de euros, pesa dos toneladas y hará un escaner completo de la superficie terrestre cada 100 horas, lo que contribuirá a estandarizar cómo los países miden sus emisiones y mejorará el conocimiento del calentamiento global.

Su partida, a bordo de la lanzadera H-2A, estaba prevista para hoy al mediodía en Japón (4.00 horas en España), desde el centro espacial de Tanegashima, en el sur del país. La sonda alcanzará su órbita a 666 kilómetros de la superficie y entrará en un periodo de pruebas y calibración de sus dos sensores. El principal está diseñado para medir con técnicas infrarrojas la densidad del dióxido de carbono (CO2) y metano (CH4), responsables del 80% del calentamiento terráqueo, mientras que el segundo ayudará a corregir las distorsiones que introduzcan en los datos la presencia del aerosol o las nubes.

La principal aportación del Ibuki consiste en que medirá los gases, de forma periódica, en 56.000 puntos de la atmósfera. Hasta ahora sólo se contaba con las mediciones de 283 bases de observación terrestre, la mayoría en países desarrollados. «No contamos, por ejemplo, con información fidedigna de Sudamérica o África», afirma el doctor Tatsuya Yokota, investigador jefe del Centro de Estudios Ambientales de Japón y responsable de procesar la información que envíe Ibuki. «El satélite proporcionará la primera medición uniforme de todo el planeta, observando el mismo punto cada tres días».

Mediciones mensuales

El doctor Yokota calcula que, contando con la variable atmosférica, se obtendrá una medición mensual en cada punto. Una información que se trasladará a un mapa que explique cómo los diferentes ecosistemas inhalan o exhalan dióxido de carbono y metano. «Mostrar una imagen global del CO2, o un vídeo dinámico de la respiración de la Tierra, tendría un gran impacto para la concienciación», afirma Takashi Hamazaki, responsable del proyecto en JAXA, la agencia aeroespacial japonesa.

Junto al Observatorio Orbital de Carbono (OCO), un proyecto similar de Estados Unidos que se lanzará este año, Ibuki contribuirá a despejar otro vacío científico. La mitad de las emisiones globales de carbono se acumulan en la atmósfera, y otro segmento es absorbido por sumideros naturales, como bosques y océanos. Los datos de ambos satélites ayudarán a entender a dónde va a parar el carbono que se escapa de los cálculos, que equivale a 1.000 millones de toneladas.

El fin de Ibuki es científico, explica Yokota, pero con «potencial político». En el Protocolo de Kioto, el volumen de emisiones a reducir se calcula según las emisiones que declara cada país. Con su medición uniforme del globo, la sonda aportará una variable más para su validación, contribuyendo «a diseñar mejor las respuestas al cambio climático». Las mediciones se compartirán gratuitamente con la comunidad internacional, tras el periodo de pruebas de un año.

FUENTE: EL MUNDO (Aritz Parra)

Share Button

Un alemán de hace 3.000 años

sábado, enero 24th, 2009
Manfred Huchthausen. (Foto: Tristana Moore)
  • El ADN prueba que está emparentado con hombres de la Edad del Bronce
  • El análisis indica que su familia no se ha movido de lugar en tres milenios

Rebuscando, seguro que hasta el más común de los españoles puede recordar ancestros de hace cuatro, cinco o seis generaciones o incluso remontarse algunos siglos atrás. Pero todo parecerá una broma en comparación con la lista familiar del alemán Manfred Huchthausen, un maestro de escuela de 58 años residente en el distrito rural de Osterode, en el lado suroeste del profundo bosque de Harz, en el centro del país.

Huchthausen es el ciudadano del planeta con la familia más antigua. Se ha convertido en una pequeña gloria local al demostrarse que tiene un abuelo de hace 120 generaciones. Exactamente un hombre que vivió en la Edad del Bronce en estas montañas y que estaba enterrado en una cueva junto a otros 40 humanos de hace 3.000 años.

Y en realidad, Manfred no está solo. Su vecino Uwe Lange, un agrimensor de 48 años, también ha sabido que tiene los mismos ancestros. Los dos hombres se conocían de vista hasta que la antropóloga Susanne Hummel, de la Universidad de Gotinga, les reunió para darles la noticia. Gracias a una prueba de ADN, se demostraba que ambos eran parientes de un cráneo encontrado en 1993 en la cercana cueva de Lichtenstein y datado por el carbono 14 en 3.000 años.

Las pruebas han mostrado una total similitud entre aquellos hombres que vivieron entre el 1.000 y el 700 a. C. y entre los dos vecinos actuales del pueblo. El ADN viene a decir que, en 3.000 años, las familias de Manfred y de Uwe jamás se han movido de su pueblo, un monumental caso de arraigo al terruño documentado por la genética.

La cueva está situada en un paraje de difícil acceso, pero era bien conocida por los paisanos. Manfred reconoce que había jugado en los pasadizos de niño. «Pero no me habría atrevido a entrar si hubiera sabido que mi tatarabuelo, o lo que sea, estaba allí enterrado», ha bromeado en algunas entrevistas. La cripta con los restos humanos prehistóricos no se halló hasta 2003. Cuatro años después, la investigadora Hummel y su equipo pudieron extraer material genético de los huesos encontrados. «Tuvimos una suerte increíble», ha declarado la experta, «el material estaba tan fresco como la sangre que los forenses recolectan tras un crimen».

Pruebas a 300 personas

A alguien se le ocurrió buscar alemanes que vivan hoy en aquellos parajes para ver si tenían relación genética con los primeros habitantes. Y colocaron un anuncio en la prensa local. Los desperdigados lugareños se lo tomaron con humor y unos 300 acudieron a la cita. Pacientemente y uno a uno les fueron tomando muestras de saliva con bastoncillos de algodón.

Y aunque pocos de los científicos se lo esperaban, ya que era improbable que los familiares de aquel hombre hayan permanecido en la difícil orografía de Harz durante tres millares de años, dos de los vecinos, Uwe y Manfred, reflejaron similitudes genéticas con aquella calavera.

«A los que quieran saber cómo se siente uno pudiendo rastrear sus raíces familiares hasta 3.000 años, puedo decirles que es imponente, sensacional y fascinante», respondió Manfred en sus primeras entrevistas a medios locales.

Tras visitar la cueva se declaró con una «extraña sensación». Pero lo que realmente le sacudió fue cuando le dejaron sostener los huesos de su antecesor, «¡120 generaciones en mis manos!». Manfred quiere ahora que la Edad del Bronce tenga un recuerdo en su aldea de Osterode en forma de un festival anual.

FUENTE: EL MUNDO (Carlos Álvaro Roldán)

Share Button

El calor y el frío se adelantan dos días en todo el planeta

sábado, enero 24th, 2009
La niebla envuelve el paisaje en los alrededores del pueblo de Kerns, Suiza. (Foto: EFE)

La niebla envuelve el paisaje en los alrededores del pueblo de Kerns, Suiza. (Foto: EFE)

No sólo los científicos llevan advirtiendo durante décadas que últimamente las primaveras adelantan su llegada. Numerosos aficionados en todo el mundo han ido señalando cada año en sus diarios los acontecimientos del calendario natural: el día en que florece tal planta; el día en que se avista por primera vez tal mariposa o tal pájaro.

Estos preciosos testimonios han ayudado a los científicos que se dedican a la fenología (ciencia que estudia la relación entre los factores climáticos y meteorológicos y los comportamientos de los seres vivos) a combinarlos con sus propias observaciones y deducir que, efectivamente, ahora la primavera llega antes.

Las consecuencias a nivel biólogico también se han documentado en abundancia, como los desajustes entre las migraciones de las aves y la disponibilidad del alimento, cuando las primeras llegan a su destino antes de que hayan eclosionado las larvas, por ejemplo. Ante los cambios, no todas las especies se adaptan igual, ni al mismo ritmo.

Pero ahora los científicos van más allá: ya no se trata de que la primavera sea ahora precoz, sino que los picos de máximo calor y máximo frío se están adelantando una media de dos días (1,7 días) en todo el planeta con respecto a hace 50 años. El mecanismo es más complejo que el previamente detectado, y consiste en desfases en cadena que se producen mes a mes.

En un estudio publicado en Nature, científicos de la Universidad de California, Berkeley, y de la Universidad de Harvard (EEUU) explican este desajuste estacional en todo el globo -la investigación se centró en las regiones no tropicales, por tener las estaciones más marcadas-, que comenzó, según los registros, en el mismo momento en que se intensificó el calentamiento global, hace cinco décadas.

«Vemos que a lo largo de 100 años [de 1850 a 1950] hay un patrón natural de variabilidad, y de repente vemos un desvío de ese patrón al mismo tiempo que las temperaturas medias globales empiezan a aumentar, lo que nos hace sospechar que tiene algo que ver con la actividad humana», explica Alexander Stine, estudiante de Berkeley y principal autor del estudio.

Efecto dominó

Las causas inmediatas no están claras, comenta Stine, pero se trata de un efecto dominó desencadenado, posiblemente, por la misma actividad humana responsable del calentamiento global. Así, el desajuste estacional -que ha ocurrido en tierra, pero no en el mar- puede en parte ser provocado por una alteración en el patrón de vientos que se ha detectado también en los últimos 50 años.

Según Stine, las temperaturas son muy distintas en el mar y en la tierra, y un simple cambio en la potencia y la dirección de los vientos puede desplazar enormes cantidades de calor del mar a la tierra, lo cual puede afectar a los ciclos estacionales. Como casi todo en la vida, pequeños cambios pueden producir enormes efectos.

Tomando datos de los últimos 150 años, los investigadores concluyeron que, dentro de la tendencia al calentamiento significativo registrada desde 1950, no todos los meses se han calentado por igual. Normalmente, la temperatura «reacciona» ante la radiación solar con un retraso de unos 30 días en la tierra(60 días en el mar). Es decir, el sol tarda aproximadamente un mes en calentar la tierra. Pero los pequeños desfases en cada uno de los meses del año hacen que, al final, tanto las temperaturas máximas como las mínimas acaben llegando antes.

¿Por qué el sol tarda ahora menos en calentar la tierra? Los autores del estudio barajan, entre otras posibles causas, la aridificación del suelo en el mundo, que acelera la respuesta a la radiación solar, y la contaminación del aire, que modifica la cantidad de energía solar que absorbe la atmósfera.

FUENTE: EL MUNDO (Tana Oshima)

Share Button

Desarrollan un software para reconocer taquicardias mortales en un examen médico

sábado, enero 24th, 2009
  • Investigadores chilenos han desarrollado un programa informático que permitirá a los cardiólogos diferenciar en un electrocardiograma de superficie una taquicardia ventricular, que es prácticamente mortal, de una supraventricular, que resulta inofensiva.

Desarrollan un software para reconocer taquicardias mortales en un examen médico

La imposibilidad de distinguirlas a simple vista «era uno de los principales problemas desde que se inventó el electrocardiograma», dijo a Efe el profesor Raúl Jiménez Castro, de la Universidad de Concepción, ciudad situada a unos 515 kilómetros al sur de Santiago.

En la actualidad, para poder reconocer estos dos tipos de taquicardia, los médicos introducen un catéter en la aurícula, un método invasivo que se evitará con la incorporación en los electrocardiogramas de ese software, aún en fase piloto.

La mayor precisión y certeza en el diagnóstico y pronóstico del electrocardiograma disminuirá los índices de morbilidad y mortalidad por enfermedades cardíacas, y se calcula que permitirá un ahorro de 500 millones de pesos (800.000 dólares) en el sistema público de salud de Chile.

En ese programa informático, basado en herramientas matemáticas, ha trabajado un equipo multidisciplinario, formado por médicos, matemáticos e ingenieros de diferentes especialidades de las universidades de Concepción, de Chile y Austral de Chile.

Para ello, desarrollaron dos métodos gráficos, el «fast orbital transform» o transformación orbital rápida (FOT) y el «long range visualisation» o visualización de largo alcance (LRV) con el fin de hallar información no visible y de relevancia clínica en esos electrocardiogramas.

El primero permite observar pequeños cambios en las formas de las ondas del electrocardiograma que hasta ahora no se pueden ver a simple vista, mientras que el segundo sirve para visualizar el comportamiento en frecuencia del electrocardiograma de larga duración.

El equipo ha trabajado desde hace tres años en este proyecto, de un coste de 456 millones de pesos (735.000 dólares), financiados por el Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef), así como por las universidades participantes y por otras empresas.

Según explicó Jiménez, ahora presentarán un nuevo proyecto de tres años de duración para finalizar el programa informático, que podría estar a disposición de los cardiólogos dentro de cinco años.

FUENTE: EFE

Share Button