Archive for octubre 7th, 2008

El 25% de los mamíferos amenazados pueden extinguirse totalmente

martes, octubre 7th, 2008

El lince ibérico está amenazado en España

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha presentado en el inicio del IV Congreso Mundial de la Naturaleza, que se celebra en Barcelona del 5 al 14 de octubre, un nuevo estudio sobre la evaluación completa de los mamíferos del planeta. Según la Lista Roja de Especies amenazadas de la UICN, uno de cada cuatro corre el riesgo de desaparición total. En España, el más amenazado es el lince ibérico.

Las conclusiones del nuevo informe revelan que 188 mamíferos se encuentran en la categoría de amenaza máxima, es decir “en peligro crítico de extinción”. La población del lince ibérico (Lynx pardinus), que cuenta entre 84 y 143 adultos, sigue disminuyendo a raíz del declive de su principal presa, el conejo europeo, y se encuentra entre las especies más amenazadas.

Al evaluar la situación de los mamíferos del planeta, los investigadores han demostrado que de las 5.487 especies de mamíferos de la Tierra, al menos 1.141 de ellas están amenazadas de extinción. Además, desde el siglo XVI, unas 76 especies se han extinguido. Pero, según el estudio, la situación real podría ser mucho peor, ya que no se tienen datos suficientes e información de 836 mamíferos.

“Durante nuestras vidas, centenares de especies pueden desaparecer a causa de nuestras propias acciones, lo que es una señal alarmante de lo que sucede a los ecosistemas donde viven”, ha señalado Julia Marton-Lefèvre, Directora General de la UICN en el Congreso. Para la directora, es necesario fijar objetivos claros para el futuro, “con miras a revertir esta tendencia, para no dejar como legado duradero la desaparición de muchos de nuestros parientes más próximos”.

De las especies que se encuentran “en peligro” de extinción, hay cerca de 450 mamíferos como el demonio de Tasmania (Sarcophilus harrisii). Este animal pasó de “preocupación menor” a “en peligro” después de una disminución de más del 60% de su población en los últimos 10 años a causa de un tipo de cáncer facial transmisible y mortal.

“En realidad, el porcentaje de mamíferos en peligro podría ascender al 36%”, ha afirmado Jan Schipper, de Conservation International, autor principal de un artículo que se publicará en Science. “Ello indica que la prioridad para el futuro consiste en implementar acciones de conservación apoyadas en bases científicas, no sólo para mejorar los datos y poder evaluar el riesgo que corren especies menos conocidas hasta el presente, sino también para explorar medios para la recuperación de especies y poblaciones amenazadas”.

A parte del lince ibérico, los científicos de la UICN han querido resaltar otros mamíferos amenazados en el mundo. Son los casos de la musaraña elefante (Rhynchocyon udzungwensis), clasificada como “vulnerable” en Tanzania, el gato pescador (Prionailurus viverrinus) de Asia que está “en peligro”, así como la foca del mar Caspio (Pusa caspica), o la jutiíta (Mesocapromys sanfelipensis) de Cuba, considerada “en peligro crítico” (posiblemente extinta) que no se ha observado en 40 años.

Una de las posibles causas de la desaparición de ciertas especies de mamíferos es la pérdida y degradación de los hábitats que afecta al 40% de estos animales. En América Central y del Sur, África Occidental, Oriental y Central, Madagascar, y en el sur y el sudeste de Asia la deforestación es aún más grave. Por otra parte, la caza y la explotación insostenible afecta a los grandes mamíferos, especialmente en el sudeste asiático, pero también en ciertas regiones de África y Sudamérica.

El 5% de especies amenazadas se recuperan

No obstante, los resultados muestran también que determinadas especies que se encuentran al borde de la extinción pueden recuperarse. El 5% de los mamíferos actualmente amenazados muestran señales de recuperación en estado silvestre, todo ello gracias a acciones concertadas de conservación, según la evaluación de los mamíferos.

El hurón patinegro (Mustela nigripes) pasó de “extinto en estado silvestre” a “en peligro”, después de ser reintroducido con éxito por el Fish and Wildlife Service de Estados Unidos en ocho estados del Oeste de EE.UU y en México entre 1991 y 2008. Del mismo modo, el tarpán o caballo salvaje (Equus ferus) pasó de “extinto en estado silvestre” en 1996 a “en peligro crítico de extinción” en 2008 tras las reintroducciones en Mongolia a principios de los años 1990.

Según Jane Smart, Directora del Programa de Especies de la UICN, “cuanto más esperemos, más costará prevenir extinciones futuras”, que ha añadido que “ahora sabemos qué especies están amenazadas, cuáles son las amenazas y dónde se plantean; no tenemos más excusas para quedarnos mirando sin hacer nada”.

El proyecto de evaluación de los mamíferos se ha realizado con la asistencia de más de 1.800 científicos de más de 130 países. Se ha elaborado gracias a la participación voluntaria de los grupos de especialistas de la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN y la colaboración entre instituciones y universidades, entre las que figuran Conservation International, la Sapienza Università di Roma, la Universidad del Estado de Arizona, la Universidad de Texas A&M, la Universidad de Virginia y la Sociedad Zoológica de Londres.

El IV Congreso Mundial de la Naturaleza, organizado por la Unión Internacional para la Conservación (UICN) reúne a más de 7.000 participantes entre miembros de gobiernos, ONGs, organismos internacionales, sindicales y científicos de todo el mundo para trabajar en la elaboración de un programa de actuaciones que hagan frente al reto de crear un mundo diverso y sostenible.

Más información sobre la Lista Roja UICN 2008:
www.iucn.org/redlist y www.iucnredlist.org

Fuente: SINC

Share Button

La contaminación electromagnética puede alterar los ritmos biológicos

martes, octubre 7th, 2008

Los humanos somos seres rítmicos. Las estaciones marcan el compás de los 365 días del año, el corazón bombea sangre por las arterias con un intervalo regular y los ritmos circadianos regulan los ciclos de sueño y vigilia. Científicos como José Luis Bardasano, investigador del departamento de Especialidades Médicas de la Universidad de Alcalá, están advirtiendo de las posibles interacciones que las ondas electromagnéticas de los dispositivos electrónicos pueden causar en nuestros ritmos biológicos.

“La encargada de sincronizar los ritmos de sueño-vigilia es la luz, que tiene una pequeña franja del espectro de radiaciones electromagnéticas y es la que pone en hora los ritmos de nuestro propio cuerpo, a través de los relojes biológicos. Cuando los ritmos se descompensan por algún motivo, como las ondas electromagnéticas, aparecen cronopatías que pueden alterar los ritmos celulares, creando serios problemas”, explica el profesor de la Universidad de Alcalá.

Para demostrarlo, el equipo de Bardasano registró las ondas cerebrales de personas oyentes y de pacientes con hipoacusia coclear – sordera- mientras escuchaban una conversación a través del teléfono móvil y comparó estos electroencefalogramas (EEG) con los obtenidos en estado de reposo. Los resultados indican modificaciones en el EEG de los dos grupos objeto de estudio, siendo evidente el incremento de las amplitudes de las ondas alfa y theta.

“Esto quiere decir que las ondas electromagnéticas del móvil afectan también el cerebro de una persona que no puede oír. Si estamos al lado de una persona que está teniendo una conversación por teléfono móvil, nos está alterando las ondas cerebrales. Aunque no podamos verlas, las ondas electromagnéticas hacen que nuestro cerebro dé una respuesta”. Éstas y otras conclusiones han sido publicadas en varias revistas científicas y se recogen en el capítulo número cinco del libro Mobile Telephones: Networks, Applications, and Performance(Nova Publishers, 2008).

“No debemos olvidar que, desde el punto de vista termodinámico, somos sistemas abiertos en un estado de equilibrio dinámico estacionario. De manera constante entra y sale de nuestro organismo materia y energía. Somos seres bioquímicos, pero también biofísicos y la electricidad y el magnetismo nos influye”, apunta el investigador de la Universidad de Alcalá.

“Los seres vivos buscan siempre la armonía con la naturaleza y la glándula pineal es quien dirige la orquesta, inspirado siempre por la luz y ayudado por la melatonina, su hormona mensajera. Si se rompe el ritmo de manera continuada se generan trastornos denominados cronopatías”. Por ello José Luis Bardasano indica que “es necesario investigar rigurosamente hasta qué punto nos está ya afectando la radiación electromagnética. En el caso de la telefonía móvil no se ha aplicado de forma correcta el principio de precaución de salud ambiental, en el que lo inventado siempre es culpable”.

Las radiaciones electromagnéticas pueden convertirse en grandes aliados de la salud debido a sus múltiples aplicaciones terapéuticas. Un ejemplo de ello es la soldadura de los huesos con piezoelectricidad- que ocurre de forma natural al caminar, debido a la fricción entre el suelo y los pies- promoviendo de esta forma la regeneración de los osteoblastos. Estas radiaciones también permiten a los médicos mejorar el diagnóstico de diversas patologías gracias a los rayos X, el escáner y la Resonancia Magnético Nuclear (RMN).

El equipo de la UAH ha encontrado una nueva aplicación del electromagnetismo y mitiga los temblores del Parkison con un gorro, que estimula los ganglios basales del cerebro, mediante un campo magnético. “Cuando falla la química en la sinapsis se puede restablecer la comunicación entre las neuronas mediante un campo electromagnético. Hay hipótesis que afirman que, debido a la plasticidad de las neuronas, se pueden crear nuevas conexiones entre estas células. Al existir muchas sinapsis, existe mucha información y la comunicación neuronal se puede activar”, afirma Bardasano.

Fuente: UAHSINC

Share Button