Archive for octubre 4th, 2008

Daños Colaterales

sábado, octubre 4th, 2008

Según dice la Wikipedia:

Daño colateral es un término utilizado por diversas Fuerzas Armadas para referirse al daño no intencional o accidental producto de una operación militar. El término comenzó siendo un eufemismo acuñado por el Ejército norteamericano durante la Guerra de Vietnam,[1] y puede referirse a fuego amigo o destrucción de civiles y sus propiedades.[2

El término ha estado en uso por tanto tiempo que se ha extendido su utilización en las fuerzas militares en general, significando «daño no intencional o daño accidental que afecta construcciones, equipos o personal, y que ocurre como resultado de acciones militares dirigidas contra blancos enemigos como ser equipamiento o tropas. Este tipo de daño puede afectar a fuerzas amigas, neutrales o aún enemigas.»[3]

Etimológicamente, la expresión «daño colateral» probablemente fue utilizada militarmente en sus orígnes más como un término que enmascaraba su significado real que como un eufemismo, dado que el adjetivo «colateral» no parece haber sido utilizado como un sinónimo de «sin intención» o «accidental». «Colateral» proviene del latín medievalcollateralis’, col ‘‘junto con + lateralis (de latus, later- ‘lado’ ) y es utilizado principalmente en inglés como un sinónimo de «adicional» en ciertas expresiones. Sin embargo, «colateral» puede a veces significar «adicional pero subordinado» o «secundario», y es este significado específico de una palabra un tanto oscura de la lengua inglesa el que ha sido recogido y ampliado por la expresión militar «daño colateral.»

Bien. Una vez dicho esto…

Nadie, y digo bien, nadie, absolutamente nadie se para a pensar ni siquiera un maldito segundo en los daños colaterales que puede llegar a generar y ocasionar. Obviamente no me refiero en este momento a sus acepciones militares sino a sus aplicaciones en la vida diaria y cotidiana.

Hacemos cosas, tomamos decisiones, unos siempre se creen en posesión de la verdad y pobre de ti si les contradices o expresas tu desacuerdo con sus opiniones o pareceres. Salen exabruptos de esas bocas, cargadas de frustración encubierta. Palabras que hacen daño, mucho daño y comportamientos que generan aún mucho más daño y dolor.

Hay quien se cree en una especie de «elevación cósmica» impresionante.

Pero digo yo ¿acaso no son más importantes las acciones, el cómo nos comportemos, el ser buenas personas, el día a día que el estar meditando, leyendo, «espiritualizándose», y pregonando sus «buenas nuevas»?

Creo, de todo corazón, que esas personas deberían escarbar un poquito en su interior, pensar en cómo son realmente, en las cosas que hacen y que dicen y en los daños colaterales que generan día tras día.

Baste un ejemplo.

Jesús de Nazareth. Él no se juntaba única y exclusivamente con aquellas personas que «le podían aportar algo». ¡Todo lo contrario! Estaba abierto a recibir con los brazos abiertos absolutamente a todo el mundo, a todo!!! Ya fueran pastores, sanedritas, romanos, prostitutas, publicanos o pescadores. Daba igual, no importaba la clase, condición social, nivel cultural o espiritual. Todos eran bien recibidos!!!!!!!

La verdad, no me imagino a Jesús diciendo «es que Jairo es una persona con la que no tengo nada en común y que no me aporta nada»……… al revés, cuando le pidió ayuda para sanar a su hija, le faltó tiempo para ir y, según dicen las escrituras, resucitarla.

Otras veces, cuando el «cuelgue» llega a su extremo, suelen decir un par de cosas aparte de las ya mencionadas.

«Que tengo ya ……. años….. a mi me la vas a dar»….. o «No me extraña que ….(x persona)…… pasara de todo y desapareciera del mapa»

Simplemente pensemos.

No sabe más ni es más que otro el que más «espiritualizado» está. Todos somos iguales. Todos merecemos una oportunidad. Todos tenemos derecho a pensar lo que libremente nos de la gana (respetando siempre a los demás).

Pero eso es precisamente lo que sucede. Estas personas no respetan que los demás opinen de otra manera.

Y eso de que no les aportan nada… en fin, vamos a dejarlo que me caliento. Solo diré que me parece una posición absoluta y radicalmente egoísta.

A pesar de todo y de todos, sigo y seguiré creyendo siempre en las personas.

Como dijo Cicerón:

«No basta con alcanzar la sabiduría, es necesario saber utilizarla.»

Share Button

Las 12:15

sábado, octubre 4th, 2008

Esta mañana he salido a hacer unas compras por donde vivo. Tabaco y esas cosillas. El pueblo estaba que hervía de actividad. No obstante aquí son fiestas y cohetes y petardos cada dos por tres. Niños jugando, madres cuidando de sus hijos, señoras corriendo a la compra como si estuvieran a punto de perder un avión a Nueva York, ancianos paseando, disfrutando del sol. En fin, lo normal en un día como el de hoy. Sábado y fiestas en donde vivo.

Lo gracioso ha sido al volver a casa. Sobre las doce y cuarto de la mañana.

Me he encontrado con una amiga de mi sobrina la mayor. Hemos estado hablando unos minutos y me pregunta: «¿de dónde vienes?»

– «de comprar unas cosillas por el pueblo» (contesto yo)

Ella mira su reloj y dice: «pero si sólo son las doce y cuarto!!!» :mrgreen:

🙄 La carcajada que hemos soltado los dos ha sido monumental 😆

Y es que es cierto eso que dicen de «cría fama y échate a dormir»…

Lo normal en mi a esas horas es estar más dormido que la marmota esa Punxsutawney Phil, de Punxsutawney, Pennsylvania (EE.UU.) :mrgreen: pero llevo unos días en los que duermo a «turno partido» jajajajajajaja!!!!

La anécdota del día.

Y es que los niños, o en este caso los adolescentes, siempre o casi siempre dicen la verdad.

Share Button