Archive for the ‘Salud’ Category

“No hay futuro sin robot”

jueves, julio 19th, 2018

Richard Gaston es un claro ejemplo de que la profesión de cirujano ha cambiado bastante. Este urólogo francés es pionero en el uso de la tecnología robótica en cirugías relacionadas con la urología. Aconseja estar abierto a todos los progresos.

La Asociación Española de Urología entregó, en el 83 Congreso Nacional de Urología, la Medalla Francisco Díaz, máximo galardón de esta institución, a Richard Gaston, cirujano oncológico que compagina su trabajo en la Clínica San Agustín en Burdeos (Francia) con sesiones quirúrgicas todos los meses desde hace más de ocho años en el Instituto de Urología Avanzada (ICUA) de la Clínica CEMTRO de Madrid. El galardón se lo dieron como agradecimiento a sus valores, a su continuada labor colaborativa con la urología española y a su compromiso en la formación de profesionales.

En una entrevista realizada en el Congreso Nacional de Urología, preguntamos a Gaston por las novedades existentes en cuestión de urología. Destacó que hay muchas y que los urólogos deben trabajar en equipo con oncólogos, con radiólogos, con fisioterapeutas y con otros profesionales sanitarios para mejorar el resultado final. A su juicio, “lo que evoluciona más rápidamente son las imágenes“. Consideró que la radiología de intervención mixta va a mejorar bastante en los próximos años. Igualmente, aseveró que se ha vivido una revolución en 30 años en la relación entre la cirugía abierta y las imágenes.

Confirmó que los diagnósticos son ahora más precisos. Subrayó que la calidad de las imágenes es fundamental para ver un cáncer como el de próstata o el de riñón. “Se puede ver y tratar casi al mismo tiempo. Pienso que es la evolución más importante que vamos a ver en los próximos años“, insistió.

Habló del sistema de imágenes Exact Visión. “Con él, con sondas de 29 megas, disponemos de una visión de la próstata increíble“, explicó. “Con la resonancia magnética de tres teslas, tenemos una buena visión del cáncer de próstata en el 70% de los casos, pero no es una visión global. Vemos uno o dos lugares tumorales. Y sabemos que el tumor es multifocal. Hay que hacer progresos para ver realmente el cáncer. Con este sistema de microecografía, tenemos una visión diferente“, sostuvo. Si bien, señaló que es un método nuevo y que hay que realizar aún más estudios para comprobar si realmente es un gran progreso.

En España, se están comprando más robots Da Vinci. ¿Cuáles son sus ventajas? Fue determinante: “No hay futuro sin robot. La cirugía abierta va a morir, excepto en algunos casos muy específicos, en nuestra especialidad. Por ejemplo, un tumor de riñón enorme con un enorme trombo de la vena cava que va al corazón“. Añadió que la cirugía robótica es una cirugía más fácil para el enfermo, pero también para la formación de los cirujanos. “La cirugía robótica ha elevado el nivel de los cirujanos. No hay buenos ni malos cirujanos con el robot“, sostuvo. Le razonamos que no es lo mismo que un coche de Fórmula 1 sea conducido por una persona que sólo tiene el carné de conducir o por el varias veces campeón del mundo Lewis Hamilton. Sobre esta metáfora, Gaston alegó que “el robot es un coche moderno con mucha asistencia” y que “es más fácil conducirlo que un coche antiguo“.

Respecto a lo que se necesita para aprender con el Da Vinci, comenta que hay que conocer bien anatomía. Eso sí, “la formación es mucho más fácil que con la cirugía abierta“. Recuerda que, en la cirugía abierta, antes de empezar a operar la parte afectada, hay que llegar a ella, hay que exponerla. Con el robot, se empieza directamente a operar, por lo que no se piensa en la exposición y se realiza una cirugía “muy codificada“.

Cuestión de diagnóstico

A Gaston le llegan bastantes casos de gente joven con cáncer de próstata. Cree que el que haya más gente joven con cáncer de próstata es una cuestión de diagnóstico. “El problema mayor del cáncer de próstata es el diagnóstico. Los gobiernos no saben realmente qué hacer, si adelantar la edad de empezar el seguimiento de los niveles del antígeno prostático específico (PSA) o no. La detección individual es importante. Todos los días veo un nuevo cáncer de próstata que vamos a curar porque el enfermo se ha hecho un PSA“, cuenta. Matiza que se suele recomendar hacer un PSA a partir de los 50 años, pero que, cuando en una familia hay casos cáncer de próstata, se aconseja hacerlo antes. Hay muchas discusiones sobre el abordaje, a niveles gubernamentales, de detección precoz de cáncer de próstata.

Este cirujano suele practicar dos o tres cirugías cada día. Algunas veces, cuatro. Excepcionalmente cinco o seis. ¿Se dejarán de hacer prostatectomías radicales de próstata? “No las vamos a hacer cuando tengamos imágenes precisas del cáncer dentro de la próstata y las imágenes de las metástasis de los ganglios alrededor de la próstata“, opina. Apunta a que, entonces, se hará una clasificación muy precisa del cáncer. “Si encontramos dos lugares tumorales de la próstata y si podemos destruir esos dos lugares sin tocar la próstata, la conservaremos“, anuncia. Confiesa que ése es su sueño. “Mi vida es la cirugía del cáncer, pero si un día veo un tratamiento mejor, es normal que abandonemos la cirugía“, remarca. Se muestra seguro de que algún día no se sacará la próstata por cáncer.

por IM Médico Publimas Digital s.l.

FUENTE: IM MÉDICO

Share Button

DETECTAN LA NEURONA QUE ACTIVA LOS SOFOCOS PROPIOS DE LA MENOPAUSIA…Y LA DESACTIVAN

jueves, julio 12th, 2018

El avance constituye una nueva diana para fármacos

Juan Scaliter – 10/07/2018

Al activar un tipo de neurona, los científicos desencadenaron síntomas similares a los de los sofocos en ratones. En un artículo publicado en Cell Reports, los investigadores, liderados por Christopher Johnson, muestran que las llamadas neuronas Kiss1 en el hipotálamo, están implicadas en el control de la temperatura corporal y pueden ser el vínculo entre las fluctuaciones de las hormonas sexuales y los sofocos que afectan a muchas mujeres menopáusicas.
“Debido a que estas neuronas se conservan en humanos y realizan funciones similares en humanos como en ratones, esto nos proporciona evidencia específica sobre cómo es probable que se generen los sofocos”, señala Johnson.

En los humanos, los sofocos pueden afectar a ambos géneros en respuesta a los rápidos descensos en los niveles de hormonas sexuales.

“Los estados hormonales como la menopausia y el tratamiento del cáncer de próstata que dan lugar a la susceptibilidad a los sofocos son muy complejos – añade la coautora Stephanie Padilla – . Nuestro estudio demuestra que pudimos generar de manera confiable una respuesta fisiológica mediante la manipulación de una población de células sensibles a las hormonas sexuales en una región específica del cerebro”.

El tratamiento más habitual para los sofocos es la terapia de reemplazo de estrógeno, que se ha relacionado con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular, coágulos de sangre y ataque cardíaco. Este trabajo identifica un objetivo neurológico para medicamentos que podrían prevenir estos episodios.

Los científicos manipularon genéticamente ratones y virus para activar y desactivar las neuronas Kiss1. Su activación inició un aumento rápido en la temperatura de la piel seguido de una caída en la temperatura corporal central. Los mismos síntomas ocurrieron en ratones machos y hembras. La eliminación de los ovarios del ratón femenino exacerbó el efecto.

FUENTE: QUO

Share Button

Crean una web que tiene por objetivo la promoción del uso seguro y responsable de las nuevas tecnologías entre niños y adolescentes

jueves, julio 12th, 2018

RESUMEN

Internet Segura for Kids (IS4K) es el Centro de Seguridad en Internet para menores de edad en España y tiene por objetivo la promoción del uso seguro y responsable de Internet y las nuevas tecnologías entre los niños y adolescentes. Las principales tareas que tiene encomendadas son:

  • Sensibilizar y formar a menores, jóvenes, familias, educadores y profesionales del ámbito del menor, a través del desarrollo de campañas, iniciativas y programas de ámbito nacional.
  • Ofrecer un servicio de línea de ayuda con el que asesorar y asistir a menores, familias, educadores y profesionales del ámbito del menor sobre cómo hacer frente a los riesgos de Internet: contenidos perjudiciales, contactos dañinos y conductas inapropiadas.
  • Organizar el Día de la Internet Segura (Safer Internet Day) en España.
  • Reducir la disponibilidad de contenido criminal en Internet, principalmente de abuso sexual infantil, dando soporte a las FFCCSE.

IS4K está liderado y coordinado por la SESIAD (Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y Agenda Digital), con el soporte de Red.es, y ejecuta sus servicios a través del INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad), en colaboración con otras entidades de referencia. En línea con la estrategia Europea BIK (Better Internet for Kids), forma parte de la red paneuropea INSAFE de Centros de Seguridad en Internet y está cofinanciado por la Comisión Europea.

FUENTE: PSIQUIATRIA.COM

Share Button

La prevalencia del uso indebido de tranquilizantes y sedantes con receta y correlación entre cohortes de edad en los EE. UU

jueves, julio 12th, 2018

  • Autor(es): Ty S. Schepis, Christian J. Teter, Linda Simoni-Wastil…(et.al)
  • Título original: Prescription tranquilizer/sedative misuse prevalence and correlates across age cohorts in the US
  • Fuente: Addictive Behaviors
  • Referencia: VOL 87- Pags. 24-32
RESUMEN

El uso indebido de tranquilizantes / sedantes (p. Ej., Alprazolam, zolpidem) (es decir, el uso de maneras no previstas por el prescriptor o sin receta) tiene poca investigación que identifique correlatos…

Estás viendo una versión reducida de este contenido.

Para consultar la información completa debes registrarte gratuitamente.
Tan sólo te llevará unos segundos.
Y si ya estás registrado inicia sesión pulsando aquí.

Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-56514
Etiquetas: Tranquilizante, Benzodiazepina, Sedante, Mal uso, Cohortes de edad

FUENTE: PSIQUIATRIA.COM

Share Button

La hora de Berlín no ha alterado los ritmos de vida diarios en España

domingo, abril 8th, 2018

Los trabajadores españoles no comen, se acuestan o ven la televisión muy tarde si se tiene en cuenta el ciclo de luz y oscuridad. Así lo señala un estudio de la Universidad de Sevilla centrado en la influencia que tiene la latitud en las actividades humanas.

<p>La discusión horaria en España ha malinterpretado la función del huso y ha ignorado la influencia que la latitud tiene en los ritmos de vida humanos, a través del ciclo de luz/oscuridad. / US</p>

La discusión horaria en España ha malinterpretado la función del huso y ha ignorado la influencia que la latitud tiene en los ritmos de vida humanos, a través del ciclo de luz/oscuridad. / US

El ingeniero Sandford Fleming, diseñador del sistema de husos y de una hora universal, señaló en 1884 durante la Conferencia del Internacional del Meridiano que las personas realizarían siempre sus actividades básicas (dormir, comer, trabajar, estar en casa) guiados por el ciclo de luz-oscuridad y no por la hora que marque el reloj, que es solo un instrumento para administrar ese ciclo. Hoy asociamos la idea de Fleming a los ritmos circadianos y al papel regulador que desempeña la luz ambiental.

El ritmo de vida de los trabajadores españoles no está desacompasado respecto del ciclo de luz y oscuridad

Ahora un estudio corrobora esta sencilla observación y va un paso más allá, al desvelar la influencia que tiene la latitud (distancia al ecuador) en este problema. Este factor aparece porque la racionalidad de decisiones como ‘entrar al trabajo a las 8 de la mañana’ no depende del mediodía (8 am quiere decir cuatro horas antes del mediodía), sino del amanecer, que, a su vez, solo depende de la latitud y la estación del año. Esto hace que personas que viven a lo largo de un meridiano no coincidan siempre a la hora de realizar sus actividades.

Son las conclusiones del estudio realizado por el profesor José María Martín Olalla de la Facultad de Física de la Universidad de Sevilla y publicado en la revista Scientific Reports.

Olalla ha llegado a estas conclusiones tras analizar las encuestas oficiales de empleo del tiempo de 17 países europeos, incluida la Encuesta Armonizada Europea de Empleo del Tiempo (Hetus/Eurostat), de donde extrae cuándo realizan los trabajadores europeos sus actividades básicas. Esta información, junto con el huso horario y los datos geográficos de latitud, longitud, permite deducir las condiciones de luz ambiental de las actividades y desvelar patrones regulares relacionados con el día más corto del año.

Los datos españoles siguen los patrones europeos, lo que indica que la hora de Berlín no ha alterado la vida de los españoles y que su ritmo de vida no está desacompasado respecto del ciclo de luz y oscuridad. Es decir, que los trabajadores españoles no comen muy tarde, no se acuestan muy tarde, no ven la televisión muy tarde, no duermen poco y no tienen su vida desacompasada con el ciclo de luz y oscuridad.

El amanecer y anochecer invernal

El estudio muestra que el amanecer invernal (el más tardío del año y tanto más tardío cuanto más al norte) dispara la actividad humana por la mañana condicionando hábitos como el despertar, salir de casa o empezar a trabajar, más tempranos cuanto más al sur. A mediodía, el anochecer invernal (el más temprano del año, y tanto más cuanto más al norte) empieza a influenciar el comportamiento humano: el almuerzo tiende a adelantarse en el norte y a retrasarse en el sur.

El anochecer invernal dispara el cierre de la actividad humana y domina hábitos vespertinos como dejar de trabajar, regresar a casa y cenar: siempre más tempranos cuanto más al norte. Finalmente, los hábitos nocturnos, como ver la televisión o irse a la cama, empiezan a estar influenciados por el amanecer del día siguiente: los países más al sur adelantan estos hábitos anticipándose a un amanecer más próximo.

La discusión horaria en España ha malinterpretado la función del huso y ha ignorado el influencia que la latitud, a través del ciclo de luz/oscuridad, tiene en los ritmos de vida humanos. El día invernal, el más corto y duro del año, explica los hábitos horarios del continente. Su amanecer ocurre simultáneamente en la península ibérica, Alemania, Suiza, Francia, Bélgica, Países Bajos, Dinamarca y Suecia. Por el contrario, el sol invernal necesita tres horas para ponerse escalonadamente desde Suecia hasta la península ibérica. Quienes destacan los “anómalos” hábitos vespertinos españoles están describiendo un fenómeno natural.

Referencia bibliográfica:

José María Martín Olalla. “Latitudinal trends in human primary activities: characterizing the winter day as a synchronizer”. Scientific Reports 8 (5350) , 2018. Doi:10.1038/s41598-018-23546-5.

FUENTE: SINC

Share Button

Primeros datos sobre las infecciones por tenia en España

domingo, abril 8th, 2018

La  cisticercosis, una infección causada por las larvas de la tenia del cerdo, es la principal causa de convulsiones y epilepsia en América Latina, Asia y África. En Europa los casos se han vuelto más frecuentes en los últimos años debido a los viajes. Ahora, investigadores del Instituto de Salud Carlos III han evaluado por primera vez el impacto de las hospitalizaciones por esta enfermedad en España.

La cisticercosis es una infección de los tejidos causada por los quistes larvales de la tenia del cerdo Taenia solium. Se considera la causa prevenible más frecuente de epilepsia en todo el mundo: provoca el 30% de los casos de epilepsia donde el parásito es endémico. Por lo general, se adquiere al comer alimentos contaminados o a través del agua potable. Los quistes pueden desarrollarse en los músculos, los ojos, el cerebro o la médula espinal.

En Europa los casos se han vuelto más frecuentes en los últimos años debido a los movimientos migratorios desde países donde la tenia es endémica

Si bien las tasas más altas de infección corresponden a zonas de América Latina, Asia y África donde hay malas condiciones de saneamiento y la cría de cerdos sueltos hace que se pueda estar en contacto con heces humanas, en Europa los casos se han vuelto más frecuentes en los últimos años debido a los viajes y movimientos migratorios desde países donde la tenia es endémica.

Un grupo de investigadores del Instituto de Salud Carlos III ha evaluado por primera vez el impacto de las hospitalizaciones por cisticercosis en España, país en el que no existe un sistema de vigilancia para controlar la forma humana de la patología, no es de declaración obligatoria y los datos sobre animales infectados son escasos, a pesar de la Directiva Europea 2003/99/EC.

“La carga de enfermedad por cisticercosis sigue siendo desconocida en España. Lo que sí sabemos es que la prevalencia de T. solium ha disminuido en los países desarrollados debido a una inspección más estricta de la carne y mejoras en la higiene y saneamiento”, explica a Sinc Zaida Herrador, del Instituto de Salud Carlos III.

Para los expertos, es necesario contar con una estrategia común para la recopilación de datos, la supervisión y la presentación de informes, lo que facilitaría una imagen más precisa del escenario epidemiológico de la cisticercosis en España.

Captura

Estos son dos ‘Taenia solium’ representan las etapas larvales o intermedias de desarrollo de esta tenia porcina. / cdc | dr. George r. Healy, 1973

La ‘carga española’ de la enfermedad

En este trabajo, publicado en PLOS Neglected Tropical Diseases, se revisaron las hospitalizaciones por esta enfermedad en los últimos 18 años (1997-2014), en particular las características clínicas y la distribución de los 1.912 casos codificados.

También se realizó una comparación entre las tasas de hospitalización y las de migración externa para el periodo de estudio. De esta forma, los autores describieron por primera vez el escenario nacional de cisticercosis humana en España.

Los diagnósticos asociados más frecuentes fueron epilepsia y convulsiones, hidrocefalia y encefalitis

La tasa media anual de hospitalizaciones fue de 4,22 por cada 100.000 habitantes. Los resultados indican que entre 1998 y 2008 hubo un número creciente de hospitalizaciones –con un pico en 2008– y luego fueron disminuyendo hasta 2014. Esta información fue paralela a los cambios en la tasa de migración externa al país.

El grupo de edad de 16 a 44 años fue el más afectado (63,6%) y los diagnósticos asociados más frecuentes fueron epilepsia y convulsiones (49,5%), hidrocefalia (11,8%) y encefalitis/mielitis/meningitis (11,6%). Murcia tuvo la tasa de hospitalización más alta, con 13,37 hospitalizaciones por cada 100.000 habitantes, seguida de Navarra y Madrid.

“Aunque la mayoría de los casos actuales sean importados, la mejora de la vigilancia en humanos y animales resultará útil tanto para obtener un mejor conocimiento de la enfermedad como para reducir la morbilidad y los costes relacionados a la misma”, concluye Herrador.

Cómo se infecta un ser humano

Los seres humanos pueden contraer cisticercosis por ingestión de huevos del parásito emitidos con las heces de personas infestadas, por vía fecal-oral, o por autoinfestación a partir de la ruptura de los segmentos en que se divide el cuerpo de las larvas adultas alojados en el intestino del mismo hospedador.

En ambos casos, el embrión liberado del huevo penetra la pared del intestino y es transportado por los vasos sanguíneos a cualquier lugar del cuerpo, donde se desarrollan los quistes. La ubicación definitiva suele ser preferentemente el tejido cerebral, aunque también pueden ubicarse en tejido subcutáneo o en órganos como hígado, riñones y ojo.

La sintomatología depende de los órganos involucrados. Es importante su presencia en el sistema nervioso central, con fuertes dolores de cabeza, desorientación y, en los casos graves, convulsiones, parcial pérdida de la memoria y hasta la muerte. El tratamiento médico, siempre y cuando no se requiera cirugía, se realiza con medicamentos antiparasitarios.

FUENTE: SINC

Share Button

Envejecimiento: la falsa amenaza para el sistema sanitario

domingo, abril 8th, 2018

¿El envejecimiento pone en peligro el sostenimiento de los sistemas sanitarios públicos? Para Unai Martín Roncero, profesor de la Universidad del País Vasco, nada más lejos de la realidad: “La principal amenaza no es otra que el esfuerzo mediático, ideológico e incluso académico que se está haciendo por convertir a la salud y su atención en una herramienta de negocio y lucro”. 

 

España, al igual que el resto de las sociedades occidentales, está experimentando un profundo cambio en su estructura de edades, lo que se ha traducido fundamentalmente en el incremento del número de personas mayores. Actualmente, las personas de 65 y más años representan algo más del 20% de la población, y este porcentaje se doblará en las próximas cuatro décadas.

Desde determinados discursos políticos y mediáticos se ha presentado el envejecimiento como un lastre para el futuro de nuestras sociedades

Este proceso de envejecimiento demográfico es fruto de uno de los mayores logros sociales de nuestro tiempo: la reducción generalizada de la mortalidad que permite que la mayor parte de las personas lleguen a cumplir 65 o más años.

Sin embargo, desde determinados discursos políticos y mediáticos se ha llegado a presentar este éxito social como un lastre o la principal amenaza para el futuro de nuestras sociedades.

En algunas ocasiones estas predicciones alarmistas esconden un claro interés, ya que están fomentadas y financiadas desde determinados grupos financieros, empresariales e incluso ideológicos. En otras, sin embargo, son fruto del desconocimiento o de una mala interpretación de los fenómenos demográficos y sociales.

Uno de los principales argumentos de estos discursos surge de la idea de que el aumento de la población mayor de 65 años implica un aumento drástico de la carga de enfermedad, la discapacidad y, por tanto, una enorme presión asistencial sobre los sistemas sanitarios que serán, por tanto, insostenibles, tal y como los conocemos en la actualidad. Algunas de estas voces proponen como solución a este importante reto la privatización progresiva de los sistemas sanitarios.

No obstante, se ha mostrado que el impacto que el envejecimiento tiene sobre el aumento del gasto sanitario no es tan elevado y no es, en ningún caso, el principal responsable de su crecimiento, que hay que buscar en otros procesos sociales y sobre todo, económicos, que afectan a la asistencia sanitaria actual.

El envejecimiento per se’ no pone en cuestión el sostenimiento de los sistemas sanitarios públicos

Efectivamente, interpretar el aumento de las personas mayores como un incremento de las personas enfermas es una interpretación simplista y equivocada. Una persona de 65 años en 2018 poco tiene que ver con aquella de 65 años de principios de siglo tanto en términos sociales como de salud. Tal persona de 65 años en la actualidad tiene mayor similitud en términos de salud a una persona quizá de 60 años de aquella época. Contamos ya con cierta evidencia al respecto.

Menos años de discapacidad y mala salud

El descenso de la mortalidad de las últimas décadas parece haber venido acompañado en nuestro contexto de un descenso de los años que se viven en mala salud y un aumento de los años en buena salud.

Por ejemplo, datos para el País Vasco muestran como el número de años que una persona espera vivir con discapacidad o con mal estado de salud son menos que hace veinte años, situación que contrasta con la imagen presente en el imaginario colectivo.

image_gallery

Unai Martín Roncero. / UPV|EHU

Asimismo, contradice el principal argumento fuente de estas visiones alarmistas del envejecimiento como peligro para el sostenimiento del sistema sanitario.

El cambio en la estructura de edades –no solo el aumento de la población mayor– genera importantes desafíos en nuestras sociedades, algunos de los cuales están directamente relacionados con la salud y el desempeño de los servicios sanitarios.

Sin ir más lejos, el incremento de las enfermedades crónicas, fruto del cambio en el patrón epidemiológico, está obligando a nuestros sistemas sanitarios a profundas transformaciones en su gestión.

El envejecimiento per se no pone en cuestión el sostenimiento de los sistemas sanitarios públicos, ya que este depende fundamentalmente de la legitimidad social de que gocen.

La principal amenaza, por tanto, no es otra que el esfuerzo mediático, ideológico e incluso académico que se está haciendo por convertir a la salud y su atención en una herramienta de negocio y lucro. El asunto es importante, ya que la salud de las personas mayores (y tarde o temprano todos lo seremos) va en ello.

Unai Martín Roncero es doctor en Sociología y profesor de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) desde 2005. Es miembro del Grupo de Investigación en Determinantes Sociales de la Salud y Cambio Demográfico OPIK. En la actualidad sus líneas de investigación principales son la sociología de la salud, especialmente el análisis de las desigualdades sociales en salud y la demografía.

FUENTE: SINC

Share Button

El 30% de los españoles no se ve atractivo y cuida poco su aspecto físico.

sábado, marzo 24th, 2018
Sus ingresos son iguales o inferiores a 1.500 euros, según un estudio. Esta parte de la población tiene hábitos de comida saludables y apenas practican ejercicio.

Los españoles que utilizan productos cosméticos tienen un mayor concepto de sí mismos y de su calidad de vida, según una investigación liderada por la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa), en colaboración con la consultora sociológica MyWord.

El responsable de Formación y Estudios de Mercado de Stanpa, Óscar Mateo, asegura que los datos obtenidos a partir de 8.500 entrevistas, entre españoles de 18 y 65 años, sobre las rutinas de belleza y cuidado personal, determinan que “el 70 por ciento de los españoles que utilizan cosméticos de manera habitual se ven más atractivos, con mayor salud dermatológica, física y emocional”.

Belén Barreiro, fundadora y directora de MyWord, considera que ese alto porcentaje de la población se encuentra en un “circulo virtuoso”, pues parte de unos niveles de “satisfacción con su físico muy altos y, en general, con su calidad de vida”.

Consumidores, a su vez, divididos en un 50 por ciento que se autocalifica poseedor de un “atractivo normal”, detalla Mateo, y que realiza un gasto habitual, pero racional, en cosmética.

Mientras que otro 20% son usuarios “con más tiempo y dinero para dedicar a la belleza”, ambos grupos con mucha información, “tanto digital como en tienda”, y con ingresos superiores a la media, con salarios entorno a 1.500 euros.

A más cuidados, más salud física

Según Barreiro, expresidenta del Centro de Investigaciones Sociólogicas (CIS), la relación de este grupo de consumidores con el mundo de la belleza va asociada a otros hábitos saludables, como una alimentación variada y la práctica habitual de ejercicio, “además, de dormir un promedio de horas por encima de la media”.

Circunstancias que redundan en un “bienestar emocional mayor y en menor número de problemas dermatológicos”, al ser más constantes en sus tratamientos cosméticos, lo que provoca también una “mayor confianza y seguridad en sí mismos”.

El 30 por ciento restante de la población española, que no se considera satisfecha con su aspecto, se relaciona “lo justo” con el mundo de la belleza, comenta Mateo. “Básicamente, se concentra en sus hábitos de higiene”.

“Se encuentran en lo que hemos denominado círculo vicioso”, con una insatisfacción vital generalizada y hábitos de vida poco saludables, matiza el experto de Stanpa.

Barreiro concluye que cuidarse “sí importa, porque revierte en mayor salud dermatológica, física y emocional”, lo que permite que el consumidor se sienta “más satisfecho con su vida en todos los aspectos: laboral, familiar o de pareja”

FUENTE: 20 MINUTOS – EFE

Share Button

Un 15% de los españoles se siente triste o deprimido a menudo y un 31% admite que le pasa alguna vez

lunes, marzo 12th, 2018

Más del 15 por ciento de los españoles ha admitido que se ha sentido triste o deprimido muy a menudo o a menudo, mientras que el 31 por ciento afirma que le ha pasado algunas veces en el último año, según el último Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de febrero.

No obstante, el dato positivo es que hasta un 52 por ciento ha señalado que nunca o casi nunca se ha sentido deprimido o triste, de ellos un 29 por ciento ha negado sentirse así alguna vez en el último año. Por sexos, se observa que se trata de un problema que afecta más a las mujeres que a los hombres (52% y 38%, respectivamente), mientras que por edad es en la franja de edad de 45 a 64 años cuando más población se ve afectada.

Al ser preguntados por si se han sentido solos, el 75 por ciento de la población encuestada ha manifestado que casi nunca o nunca, un dato muy alto frente al 8,6 de la población que admite sentirse así muy a menudo o a menudo. En este caso, son los hombres los que menos se sienten solos (80% frente al 71% de las mujeres).

De hecho, el 60,6 por ciento ha manifestado disfrutar de la vida muy a menudo o a menudo, y hasta un 26,9 por ciento admite que lo hace algunas veces; solo el 11,3 no lo hace nunca o casi nunca. Por sexos las mujeres adelantan por poco a los hombres (36% frente al 60%), mientras que por rango de edades son los jóvenes de 18 a 24 años lo que más admiten pasarlo bien a menudo.

Del mismo modo, casi la mitad de la población ha afirmado que nunca o casi nunca ha dormido mal en el último año, mientras que un 21 por ciento sí manifiesta que a menudo o muy a menudo tiene problemas para dormir. Por sexo, son los hombres lo que mejor duermen (55% frente al 40% de las mujeres), y, por edad, son los mayores de 55 a 64 años lo que más problemas tienen a la hora de conciliar el sueño.

¿CUÁL ES EL ESTADO DE SALUD DE LOS ESPAÑOLES?
Por otro lado, en el último Barómetro, la inquietud por la sanidad se anota un 12,7% y adelanta a la independencia de Cataluña como quinto problema del país, por delante se encuentran el paro, la corrupción y el fraude.

No obstante, en los últimos 12 meses, un 68 por ciento de la población ha afirmado que su estado de salud ha sido muy bueno, bueno, un dato muy elevado frente a los que señalaron que era regular (23,7%) y malo o muy malo (9,3%). Siendo la población de entre 35 y 54 años la que mejor valora cómo se encuentra.

Respecto a la alimentación y el estilo de vida, más del 70 por ciento de los encuestados ha señalado que lleva una alimentación muy saludable o bastante saludable, frente al 22,4 por ciento que considera que solo come en ocasiones de manera saludable, o el 6,5 por ciento que admite que come poco o nada saludable. En cuanto a la población que mejor se alimenta, por sexos serían las mujeres y por edad los mayores de 65 años (79%).

Cuando son preguntados por su estilo de vida las respuestas también son mayoritariamente positivas, ya que más del 65 por ciento afirma que lleva una vida en general bastante o muy saludable. Así, solo el 26,7 por ciento admite que lleva una vida solo algo saludable, y un 7 por ciento manifiesta llevar una vida poco o nada sana.

Siguiendo con la salud y hábitos beneficios, el CIS ha preguntado a los encuestados por la frecuencia en la que realizan alguna actividad física o deportiva en su tiempo libre. Más del 53 por ciento ha contestado que hace ejercicio todos los días o varias veces a la semana, y hasta un 25 por ciento ha afirmado hacer algo de deporte los 7 días de la semana. Por el contrario, no hacen nunca o casi nunca ejercicio un 24 por ciento de los encuestados, y un 7,7 por ciento afirmó que dedicaba un día a la semana a realizar alguna actividad.

PROBLEMAS DE SALUD MÁS FRECUENTES
En el Barómetro de Febrero también se ha preguntado por los problemas de salud más comunes sufridos en el último año. Hasta un 31,3 por ciento de los encuestados ha afirmado no haber tenido ningún problema de salud de los preguntados en el CIS, siendo los hombres los que menos referencias han hecho a problemas de salud (36,2% frente al 26% de mujeres).

En cuanto a las dolencias más referidas, los encuestados han señalado en primer lugar el dolor de espalda o de cuello (33,5%); le sigue el dolor de articulaciones o muscular en pies o piernas (23%); en tercer lugar, el dolor de articulaciones o muscular en manos y brazos (22,1%), seguido de la presión alta o hipertensión (16,5%).

Por sexos, el dolor de espalda o de cuello es más frecuente entre las mujeres (41,7%) que entre los hombres (24,8%); los dolores de articulaciones o muscular en pies, piernas, brazos y manos es el segundo más común en las mujeres (28%); mientras que en hombres el segundo más repetido es el dolor de pies y piernas (17,6), mientras que manos y brazos les duele al 15 por ciento.

En la población más mayor, que suele ser la que más problemas de salud tiene, hasta el 41,1 por ciento ha manifestado tener dolores musculares o de articulaciones en pies y piernas; un 37,7 por ciento ha señalado tener problemas de hipertensión; un 37,2 ha admitido tener dolores de espalda y cuello; un 35,5 por ciento manifestó dolores musculares o articulares en manos y brazos y, finalmente, el la población que mayores problemas tiene de circulación o de corazón (23,2%).

En los últimos 12 meses un 69 por ciento ha acudido a un médico de cabecera para tratar algún tema relacionado con su salud, siendo las mujeres las que más acuden (75%) frente a los hombres (62,9%), y los mayores de 65 años los que más acuden a esta consulta (84,3%). En cuanto a la satisfacción tras la visita, el 27 por ciento ha manifestado estar completamente satisfecho con la atención recibida, y más del 80 por ciento puntúa por encima del notable.

El dato de asistencia baja al ser preguntados si han acudido a algún médico especialista, así hasta un 53,7 ha manifestado no haber ido a ninguna consulta en el último año. Nuevamente, es la mujer la que más acude a estas consultas (50,85). En cuanto a la satisfacción, los datos son muy parecidos a los de Atención Primaria, un 26,4 de los encuestados ha señalado estar completamente satisfecho con la atención, mientras que más del 75 por ciento daba una nota que superaba el 7 de satisfacción.

Finalmente, se les ha consultado qué hacen cuando tienen dolor leve o un resfriado común. El 50 por ciento ha afirmado que intenta que se le pase tomando medicamentos como analgésicos, antigripales, etc.; le sigue un 21 por ciento que admite no hacer nada; mientras que un 17 por ciento decide acudir al médico, y un 9 por ciento utiliza productos naturales como hierbas e infusiones para que se le pase.

FUENTE: EUROPA PRESSPSIQUIATRIA.COM

Share Button

Los genes juegan un papel importante en la empatía

lunes, marzo 12th, 2018

Un nuevo estudio sugiere lo empático que somos no es solo el resultado de nuestra educación y experiencia, sino también en parte el resultado de nuestros genes. La empatía tiene dos partes: la capacidad de reconocer los pensamientos y sentimientos de otra persona y la capacidad de responder con una emoción apropiada a los pensamientos y sentimientos de otra persona. La primera parte se llama ‘empatía cognitiva’ y la segunda ‘empatía afectiva’.

Hace 15 años, un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, desarrolló el ‘Empathy Quotient’ (EQ), una breve auto-evaluación que mide la empatía. El EQ mide ambas partes de la empatía. Investigaciones anteriores demostraron que algunos de nosotros somos más empáticos que otros, y que, en promedio, las mujeres son un poco más empáticas que los hombres. También demostró que, en promedio, las personas con autismo tienen una puntuación más bajo en el EQ y que esto se debe a que tienen dificultades con la empatía cognitiva, a pesar de que su empatía afectiva puede estar intacta.

En un nuevo estudio publicado en la revista ‘Translational Psychiatry’, el equipo de Cambridge, trabajando con la compañía de genética 23andMe y un equipo de científicos internacionales, informa de los resultados de un gran estudio genético de la empatía en el que se empleó información de más de 46.000 clientes de 23andMe. Todos los clientes completaron el EQ ‘onlie’ y proporcionaron una muestra de saliva para el análisis genético.

El estudio fue dirigido por Varun Warrier, un estudiante de doctorado de Cambridge, y los profesores Simon Baron-Cohen, director del Centro de Investigación del Autismo en la Universidad de Cambridge; Thomas Bourgeron, de la Universidad Paris Diderot y el Instituto Pasteur, en Francia, y David Hinds, científico principal en 23andMe.

UNA DÉCIMA PARTE DE LAS VARIACIONES EMPÁTICAS SE DEBE A LOS GENES

El nuevo estudio tiene tres resultados importantes. Primero, descubrió que la empatía que tenemos se debe en parte a la genética. De hecho, una décima parte de esta variación se debe a factores genéticos. Esto confirma investigaciones previas que examinan la empatía en gemelos idénticos frente a gemelos no idénticos.

En segundo lugar, el nuevo estudio confirmó que, en promedio, las mujeres son más empáticas que los hombres. Sin embargo, esta diferencia no se debe a nuestro ADN, ya que no hubo diferencias en los genes que contribuyen a la empatía en hombres y mujeres. Esto implica que la diferencia sexual en la empatía es el resultado de otros factores biológicos no genéticos, como influencias hormonales prenatales o factores no biológicos como la socialización, que también difieren entre los sexos.

Finalmente, el nuevo estudio encontró que las variantes genéticas asociadas con una menor empatía también se vinculan con un mayor riesgo de autismo. “Este es un paso importante para comprender el papel pequeño pero relevante que desempeña la genética en la empatía. Pero ten en cuenta que solo una décima parte de las diferencias individuales de empatía en la población se deben a la genética. Será igualmente importante entender los factores no genéticos que explican el otro 90 por ciento”, apunta Varun Warrier.

El profesor Thomas Bourgeron agrega: “Este nuevo estudio demuestra un papel para los genes en la empatía, pero aún no hemos identificado los genes específicos que están involucrados. Nuestro siguiente paso es reunir muestras más grandes para replicar estos hallazgos, y para identificar con precisión los caminos biológicos asociados con diferencias individuales en la empatía”.

“Encontrar que incluso una fracción de por qué nos diferenciamos en empatía se debe a factores genéticos nos ayuda a entender a personas como aquellas con autismo que luchan por imaginar los pensamientos y sentimientos de otra persona”, dice el profesor Simon Baron-Cohen. A su juicio, como sociedad, debemos apoyar a las personas con discapacidades, con “nuevos métodos de enseñanza, soluciones alternativas o ajustes razonables para promover la inclusión”.

FUENTE: EUROPA PRESSPSIQUIATRIA.COM

Share Button